Ana Obregón Álex Lequio

Ana Obregón o la brutal foto de Álex Lequio (y va del cáncer) que arrasa Madrid

stop

El joven empresario ha tomado una drástica decisión tras ser invitado a la boda de su amigo

03 de junio de 2019 (11:50 CET)

Ana Obregón por fin vuelve a sonreír y se lo merece. El año pasado fue uno de los peores de su vida. A su hijo Álex Lequio le diagnosticaron un cáncer y madre e hijo pasaron ocho meses en Estados Unidos para tratar la enfermedad. La actriz se olvidó de los focos y canceló todos sus proyectos profesionales. Lo más importante era la recuperación de Álex. Cuando recibió la noticia asegura que se hundió. Sin embargo fue gracias al empresario que tomó con enteraza el problema y le cogió de la mano. Una vez más Álex le volvió a sorprender. 

Aunque todavía debe seguir con el tratamiento, a los enfermos de cáncer no les dan el alta hasta pasados diez años, el joven hace vida normal, igual que su madre. Pero con prudencia y haciendo estricto caso a los médicos. El hijo de Ana Obregón suele compartir todos los momentos importantes de su vida. Le gusta hacer partícipes a sus seguidores de su evolución. Una vez más ha publicado una imagen donde aparece sonriente. "Primer corte de pelo en año y medio. Hito conseguido", ha escrito el empresario. 

Después de año y medio Álex Lequio se corta el pelo. Y lo ha hecho para un motivo muy importante. La boda de uno de sus mejores amigos. "Soy de pocos amigos y hoy se me casa uno de ellos. Ya vamos para los 30. Es un hecho. Un hecho que no mola. O si... No sé, es raro. ¿No os pasa? Menos mal que de espíritu sigo teniendo 13 (si llegan)", ha comentado. Un texto que ha arrancado las carcajadas de sus seguidores y además se alegran de verles tan bien. 

El pasado 10 de marzo de 2018, Álex Lequio sufrió "un tirón de espalda". Al ver que el dolor no remitía acudió rápidamente a urgencias. Después de hacerle varias pruebas, los médico le diagnosticaron cáncer. Sus padres, junto a él, en shock por la dura noticia, cogieron un avión y se plantaron en Nueva York para empezar con el tratamiento. Ana Obregón no se movió de su lado durante meses y permaneció alejada de los focos. El pasado verano Álex Lequio comunicó como iba el tratamiento. Se mudaban a New Jersey para continuar la lucha. En todo momento siempre ha mostrado enteraza y ha afrontado la enfermedad con valentía. 

Últimamente tanto Ana Obregón como su hijo son siempre noticia. Aunque por suerte por cosas buenas. La presentadora está de moda y es que pronto la veremos entre fogones en la cuarta edición de MasterChef Celebrity. Algo que causa mucha expectación, incluso para los jueces. Jordi Cruz ha confesado que tiene ganas de ver como un personaje como Ana Obregón se desenvuelve en un terreno que no es el suyo. Seguro que Anita la fantástica dará la sorpresa. Esperemos que no se vaya la primera. 

Después de las grabacaciones de MasterChef se podrá tomar unas merecidas vacaciones donde bien seguro no cocinará ningún día. Más bien disfrutará de la playa y el sol. Hace mucho que no vemos uno de sus fascinantes posados que daban la bienvenida al verano y ya los echamos de menos. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad