Ana Obregón medita la venta de su casa de La Moraleja de Madrid

Ana Obregón se prepara para regresar a Madrid y afrontar el paso más importante de su vida tras el duro golpe sufrido este 2020. La presentadora abrirá las puertas del hogar que compartió durante 27 años con Álex Lequio

Fotografía: Ana Obregón medita la venta de su casa de La Moraleja de Madrid
Fotografía: Ana Obregón medita la venta de su casa de La Moraleja de Madrid

Ana Obregón intenta recuperar poco a poco su vida tras el fallecimiento de Álex Lequio. La presentadora se apartó de los medios de comunicación agradecida en todo momento por el trato recibido. En sus redes sociales solo habló en contadas ocasiones, todas ellas para recordar a su hijo. La actriz compartió con sus seguidores uno de sus momentos favoritos, una carta que se quedó sin escribir o lo mucho que echaba de menos a su pequeño. Todo acompañado de fotografías donde Ana y Álex eran felices juntos.

La madrileña se refugió durante todo el verano en la finca de Mallorca junto a sus hermanas. Con la llegada de septiembre toca volver a la realidad. Ana Obregón afronta un gran paso en su vida. Le toca abrir las puertas de su casa donde hay cientos de recuerdos de su hijo. Él aún vivía allí cuando falleció. Sin embargo, parece que por un tiempo más, Ana vivirá en casa de su hermana. La presentadora se estaría planteando la posibilidad de vender la casa o dejarla completamente vacía.

Son muchas las personas que durante estos días han querido tener gestos de agradecimiento hacia Ana. Por este motivo ha vuelto a romper el silencio para darles las gracias. «Hoy quería compartir con vosotros estas imágenes que forman parte de lo que queda de mi corazón. Lo hago como agradecimiento de vuestros cientos de miles de mensajes de amor y bondad que me conmueven y acompañan en mi camino de lágrimas. Leo todos y cada uno de ellos», ha empezado escribiendo Ana Obregón junto a un vídeo inédito de Álex cuando era muy pequeñito.

Las últimas palabras de Ana Obregón a Álex Lequio

Ana Obregón ha sido muy feliz durante estos 27 años al lado de su hijo. También ha querido agradecerle haber formado parte de su vida. «Gracias mi Aless por haberme regalado 27 años de momentos de una felicidad inmensa y única. Gracias por aquella flor que me diste con dos años y que aún guardo en un cajón. Gracias por las infinitas veces que me has llamado lo más bonito que me han dicho en toda mi vida: ‘mamá», ha escrito muy emocionada.

Una vez más ha escrito unas palabras que han erizado la piel a todos. «Os tengo que confesar que echo mucho de menos que me llame “mamá”, aunque a veces, solo a veces, escucho su voz llamándome “mamá» desde algún lado de la eternidad”. Deja claro que este proceso de duelo está siendo muy duro.