“Ana Obregón está rota”. Y es por Alex Lequio. La última hora (y no es buena)

stop

La actriz y presentadora prefiere guardar silencio ante la enfermedad de su hijo

ana obregón y álex lequio en instagram

21 de junio de 2019 (10:18 CET)

Un gran susto nos hemos llevado al conocer la última hora del estado de salud de Álex Lequio. El empresario ha sufrido un contratiempo de salud que le ha obligado a acudir de nuevo al hospital. A través de su cuenta de Instagram, el hijo de Ana Obregón ha querido tranquilizar a todos sus seguidores. 

Junto a una fotografía donde se le puede ver tumbado en una camilla se apena, en especial, de no poder asistir a un acto benéfico que tenía programado. "Suelo ser la personificación de la alegría con patas cuando toca visita espontánea al hogar de las batas-blancas y maquinitas-que-no-se-callan pero hoy me da especial tristeza porque he colaborado con Polar Marketing Group en la maravillosa organización de un evento benéfico sin igual y no voy a poder ir 😢", explicaba. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Suelo ser la personificación de la alegría con patas cuando toca visita espontánea al hogar de las batas-blancas y maquinitas-que-no-se-callan pero hoy me da especial tristeza porque he colaborado con @polarmarketingroup en la maravillosa organización de un evento benéfico sin igual - la quinta colección de beauty art que organiza la clinica @smylife_es con la #FundacionPadreAngel - y no voy a poder ir 😢. Sabéis que soy muy poco dramático cuando los contratiempos únicamente me conciernen a mi pero en esta ocasión me da mucha pena no poder estar apoyando físicamente porque el evento va de ayudar a otras personas. No es nada grave y mi familia está conmigo, pero me da pena y ya sabéis que cualquier susto cuando estás en la ‘zona de riesgo,’ es un sustazo y hay que hacérselo ver. En Noviembre organizaremos la subasta de todas las Venus que han diseñado los diferentes artistas en el #museothyssen y allí estaré apoyando la causa como ya sabéis que hago siempre. Toda la recaudación irá destinada a la #fundacionpadreangel . Un saludo a tod@s los medios que me habéis escrito por privado y muchas gracias por entenderlo.

Una publicación compartida de Me Dicen Aless (@alessandrolequiojr) el

El empresario admite que "no es nada grave y mi familia está conmigo, pero me da pena y ya sabéis que cualquier susto cuando estás en la zona de riesgo, es un sustazo y hay que hacérselo ver", decía contundentemente intentando quitar hierro al asunto. Para terminar mandaba un saludo a todos los medios que se habían preocupado por él en estos momentos. Por suerte no ha sido nada grave y podemos dejar de preocuparnos. Álex Lequio afronta cualquier problema con mucha entereza y positivismo, dos factores claves en enfermedades como el cáncer. 

Álex Lequio ha pasado por uno de los peores momentos de su vida, tal vez el peor. Aunque quién peor lo pasó al recibir la noticia fue su madre, Ana Obregón. La actriz y presentadora se derrumbó al conocer el preocupante estado de salud de su hijo. Por suerte, el empresario mostró entereza para hacer frente a la enfermedad y gracias a su optimismo, del que ha hecho gala todo este tiempo, su madre se contagió de el y consiguieron "derrotar" al cáncer. 

En estos momento donde está fuera de peligro, aunque tenga que continuar con el tratamiento y no consiga el alta hasta dentro de diez años, Álex Lequio agradece el cariño de todos sus familiares y amigos que han estado con él en todo este proceso. Sin duda ellos han sido un pilar muy importante para no caerse y afrontar la dura recuperación.

El joven sigue su evolución bajo los cuidados de la Clínica de Navarra en Pamplona y con revisiones periódicas en Madrid. "Somos una familia que nos reímos de todo, y así vamos a continuar", dijeron entonces. Incluso con su familia ha bromeado sobre su estado de salud para hacerlo más llevadero: "A veces me ponía a temblar o a hacer cosas raras de broma, para asustar a mi madre".

El empresario no ha vuelto a dar ninguna noticia en sus redes sociales. No podemos conocer con exactitud si el joven está todavía ingresado o ya ha vuelto a casa. Han pasado dos días desde que Álex dio la noticia de su ingreso. 

Ana Obregón tampoco habla del tema. Prefiere guardar silencio. La preocupación se lleva por dentro. Ella misma admitió haberlo pasado muy mal y admira la valentía y entereza de su hijo para afrontar la enfermedad. En todo momento era Álex Lequio el que siempre estaba animado y tuvo que animar a su madre para que no desfalleciera. Sin duda durante todo este año, Álex Lequio y Ana Obregón han demostrado estar muy unidos y ser uno solo. Los dos juntos han salido de este bache y lo terminarán recordando como una anécdota. 

La actriz y presentadora se ha vuelto mucho más familiar desde que su hijo sufriera la enfermedad. Aunque siempre ha tenido una buena relación con sus padres, estas últimas semanas nos ha demostrado que los ama y son un pilar muy importante en su vida. Recientemente celebraron todos juntos el cumpleaños de su madre y ayer mismo celebraban un nuevo año de casados. Ana Obregón saca una sonrisa en los momentos más duros, pero no puede evitar estar preocupada. "Ana Obregón está destrozada", escribe un seguidor. "Ojalá se recupere pronto", escribe otro esperanzado. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad