Ana Obregón en una secuencia de Paquita Salas

“Ana Obregón está muy mal”. Fotos en Barcelona. Última hora de Álex Lequio

stop

La presentadora y actriz se encuentra en Barcelona junto a Álex Lequio, quién recibe un nuevo tratamiento

15 de abril de 2020 (13:48 CET)

A Ana Obregón y Álex Lequio se les ha sumado otro contratiempo en su lucha contra el cáncer. A principios de marzo madre e hijo se trasladaron a Barcelona para recibir un nuevo tratamiento importado de Estados Unidos. El empresario está hospitalizado en la clínica Quirón de la capital catalana. Se cumplen dos años desde que luchan contra este “refriado puñetero”, tal y como lo define Álex. Nada les detiene y siguen con el mismo optimismo que les ha caracterizado durante toda la batalla y con mucha intimidad. 

Álex Lequio estaba preparado para este nuevo asalto. En sus redes sociales publicó una batalla de Bola de Dragón donde confesada estar “ready”. El joven cuenta con su pilar más importante, su madre, quién nuevamente no se separa de él ni en un solo momento. Aunque el Covid-19 canceló todos sus proyectos, ella lo hizo mucho antes. 

“Hago lo que haría cualquier madre”. El personal sanitarios le está ayudando mucho a sobrellevar esta situación. No solo deben enfrentarse al cáncer, sino también al coronavirus. Los hospitales son el principal foco de contagio ahora mismo y deben extremar al máximo las precauciones. “Ha regalado bombones”, cuentan. Y es que allí pasarán los próximos tres meses, probablemente hasta finales de junio. 

Ana Obregón en BarceloanAlessandro Lequio también se ha volcado con su hijo Álex. El colaborador de El programa de Ana Rosa no quería que éste viajase a Barcelona por la actual situación del país. 

Toda la familia se ha convertido en un verdadero ejemplo de superación y lucha incansable para millones de personas que directa o indirectamente deben pasar, desgraciadamente, por la misma situación. Unidos, esperanzados y con mucho optismismo, imprescindible para superar la enfermedad. 

Álex se ha mantenido al pie del cañón en sus compromisos profesionales hasta que sus fuerzas se lo han permitido. Ana Obregón se mantiene fuerte, aunque está angustia y aseguran que "está muy mal". 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad