Ana María Aldón insulta a esta periodista ¡y se lía la Dios en horas!

La mujer de Ortega Cano no se calla y critica duramente a esta persona

Fotografía: Ana María Aldón insulta a esta periodista ¡y se lía la Dios en horas! » Diario Gol
Fotografía: Ana María Aldón insulta a esta periodista ¡y se lía la Dios en horas! » Diario Gol

Ana María Aldón se ha convertido en el personaje revelación de la temporada. La diseñadora no las tenía todas consigo a la hora de aceptar la propuesta de participar en Supervivientes 2020. Tampoco Ortega Cano. Sin embargo veía que era una gran oportunidad para darse a conocer y mostrarse como una mujer libre. La empresaria ha conseguido alzarse como una de las favoritas de esta edición y la que más momentos, tanto buenos como malos, está dando al programa. 

ana maría aldónana maría aldón

No obstante, últimamente su actitud ha sido duramente criticada. Esta semana la mujer de Ortega Cano ha insultado, aunque asegura que ha sido una broma y sin querer hacerle daño, a José Antonio Avilés. Sin embargo han sido unos comentarios homófobos que la cadena no ha querido permitir. 

Este jueves ha sido muy dura con una periodista, a la que ha atacado sin piedad y de la que no ha revelado su nombre. Según ella la criticó duramente cuando se dio a conocer su historia de amor con el torero. Muchos la veían como una interesada y más cuando se quedó embarazada de éste. «Esa periodista dijo que cuando yo conocí a Ortega Cano, era como si conociera a Dios ¿Por qué? ¿Me salvó la vida o me sacó de la calle? ¿Qué es lo que hizo conmigo?».

Además, reiteró su inquina contra ella: «Esa es una desgraciada ¿Tú vas a hablar de mi? Guarra, que eres una puerca. Tienes que lavarte la boca con lejía y quitarte la cara pinchada que tienes tan fea, que eres muy fea ¿Qué yo soy la segundona? ¡La segundona de qué, mamarracha!».​

Unas duras confesiones que hizo a José Antonio Avilés e Ivana Icardi en la que también recordó su duro pasado: «Yo era madre soltera y no tenía ni para comprarle los libros a mi niña. Eso a mí no se me olvida y, cuando tengo, guardo (…) Pero yo tengo mucho orgullo entonces no pedía nada. Me acostaba sin comer pero no pedía nada».​

 

Publicidad