Ana Guerra y Aitana | TVE

Ana Guerra (OT) o lío muy gordo con La Voz: el ‘top secret’ de Alfred, Aitana, Famous y compañía

stop

Destrozan a los concursantes del talent show de Televisión Española

10 de enero de 2019 (14:40 CET)

Acierto absoluto. En Atresmedia están de celebración. El talent show La Voz, que estrenaron el pasado lunes, promete dar muchas alegrías a la cadena privada.

Ese día, el concurso musical consiguió unos datos de audiencia brutales. En total, sumó una media del 25% de la cuota de pantalla. Una cifra que se traduce en más de 4 millones de telespectadores frente al televisor.

Resultado de imagen de la voz

De hecho, sus competidores se quedaron muy lejos de los números de Antena3. Telecinco, por su parte, programó la última versión de la película Ben-Hur (2016), pero no pasaron del 14,1% se share y de 2,3 millones de televidentes. La tercera en el ranking fue Televisión Española, que emitió Asesinos de élite. El film llegó al 6,4% de share y a 957.000. Es decir, ambas se quedaron muy lejos de La Voz.

La Voz arrasa en su estreno

Cierto es que el martes Gran hermano Dúo se llevó el ‘premio’ al programa más visto. Pero el programa musical ya logró fidelizar a muchos, que esperan ansiosos el próximo lunes.

Ante este furor, mucho se lo tendrán que trabajar el resto de emisoras si quieren plantar cara los lunes a Antena3. Todo apunta a que serán los líderes absolutos hasta que el programa llegue a su gala final.

Parte de la culpa la tiene Eva González. La ex de MasterChef Celebrity está brillando como presentadora del concurso. Su presencia en el plató es uno de los motivos por los que los espectadores escogieron A3 la noche del lunes.

Destrozan a OT en la comparación con La Voz

Sin embargo, la modelo no es el aliciente principal. Al menos eso opinan los seguidores del programa. Hay lío en la red.

Corre en internet la opinión de que, a diferencia de Operación Triunfo, La Voz sí es un concurso musical de verdad, donde lo que prima es el talento de los jóvenes y las aptitudes que tengan para la música.

OT, en cambio, lo consideran un puro espectáculo, donde recurren a todo menos a la música para llamar la atención de los telespectadores. De hecho, en la última edición lo que más trascendió fueron asuntos como el despido de Itziar Castro o el episodio de la “mariconez”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad