alejandra rubio en viva la vida

Alejandra Rubio calla esto de su abuela (y no es nada bueno). “Nadie se lo esperaba”

stop

La nieta de María Teresa Campos muy preocupada por ella

17 de marzo de 2020 (10:00 CET)

El coronavirus se expande a gran velocidad por todo el territorio y el número de afectados no deja de crecer, así también las muertes. Visto la gravedad del asunto y debido a que algunos ciudadanos hacen oídos sordos al estado de alarma proclamado el pasado sábado por la noche, a partir de este lunes se impondrán multas a aquellas personas que deambulen por la calle si no pueden demostrar que han ido a la farmacia, al supermercado, al trabajo, a pasear al perro o a cuidar de una persona mayor o dependiente. 

A través de las redes sociales los famosos de todas las disciplinas están dando ejemplo a través del hashtag #quedateencasa. Ellos tienen millones de seguidores y son un altavoz muy importante en estos tiempos tan difíciles. Además, muchos de ellos están entreteniendo a la población con directos en Instagram. Algunos hacen espectáculos de humor, otros realizan conciertos en directos y algunos dan clases de entrenamiento en casa. 

Emilio Javier Gómez y María Teresa Campos Muchas celebridades están muy preocupadas por esta situación, especialmente María Teresa Campos. La periodista tiene 78 años y está muy cerca de los 80. Sin duda se encuentra en el colectivo de alto riesgo. Se ha detectado que entre los fallecidos por coronavirus la mayoría de ellos son personas de edad avanzada y con enfermedades crónicas. Por este motivo, la comunicadora ha tomado la decisión de atrincherarse en su gran mansión que todavía no ha conseguido vender. 

María Teresa Campos ha anulado todos sus compromisos profesionales y tampoco se la ha vuelto a ver desde la semana pasada con su nuevo amigo, Emilio Javier. Se recomienda no abrazarse, ni tocarse, ni besarse. Por este motivo nada de citas. Carmen Borrego y Terelu Campos son las que se encargan de realizar la compra de su madre y ayudarla en todo lo que necesite para que ella no salga de casa. 

Ahora que la periodista superaba su ruptura con Edmundo y volvía a ilusionarse, el coronavirus le juega una mala pasada. No son buenos tiempos para que la periodista permanezca aislada tanto tiempo. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad