Paz Padilla llora en sálvame

“Adicciones y desenfreno”. Y es un VIP. Paz Padilla y Telecinco, en shock

stop

La presentadora de Sálvame ha tenido que anunciar esta gran bomba

01 de octubre de 2019 (12:37 CET)

Todo el pasado sale a la luz y más si eres una celebridad y te cruzas en algún momento de tu vida con Telecinco, la cadena experta en hacerlo posible. Paz Padilla al frente del espacio ha tenido que hablar estas últimas semanas de Camilo Sesto el tema más hablado, especialmente por las declaraciones de su hijo tras el fallecimiento del mítico cantante. La humorista está muy afectada por las últimas confesiones que relacionarían al joven con un mundo oscuro. Ahora todos los medios de comunicación quieren saberlo todo sobre Camilín. Las alarmas saltaron cuando Carmen Lomana dijo que Camilín "había estado en un mundo de adicciones". 

Por si alguien no creía a la empresaria, ahora han sido sus exnovias las que han hablado y han corroborado la versión de Lomana. Una de ellas ha hablado abiertamente de sus meses de "desenfreno". “Le conocí en la sala Mito. Yo estaba tomando una copa con unas amigas y se nos acercó un chico muy mono con ojos azules, no sabía quién era hasta que me dijeron que era el hijo de Camilo Sesto. A primera vista, me gustó, era muy guapito. Más tarde nos dimos unos besos y acabamos practicando sexo en casa de un amigo mío. Y la verdad es que Camilín funciona muy bien en el sexo”, ha desvelado Christina en una entrevista para la revista Lecturas.

El hijo de Camilo Sesto con su exnovia“Al día siguiente, me llamó y quedamos. Le invité a cenar, el pobre no tenía dinero... Vivía en un piso de alquiler con unos amigos sudamericanos, en la Glorieta de Quevedo. Estaba sin un duro, su padre no le daba nada, pasaba muchas estrecheces... Para ganarse un dinerito pintaba casas”, sigue contando la exconcursante del reality.

Le cerró el grifo porque no le gustaba la vida nocturna de Camilín y sus adicciones. Era de los que se tomaba una copa y no podía parar de beber. Y acababa ‘tocado’. Le conocí en su peor momento vital. Hasta yo le compraba la comida y le llenaba de alimentos la nevera. El chico estaba muy falto de cariño...”, continúa Christina.

“Camilín tocó fondo y se fue, pero al año siguiente regresó y se puso en contacto conmigo. Nos enrollamos de nuevo, aunque poco tiempo. Parecía más calmado y su padre ya le daba dinero...”. Este es el relato oscuro que cuenta su exnovia. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad