Adicción muy peligrosa. Rafa Mora salió de ello, pero él ha caído (y trabaja en Sálvame)

stop

El colaborador del programa no es el único rostro de Mediaset que cayó en sus garras

Rafa Mora

12 de mayo de 2020 (13:03 CET)

El último en someterse a una operación de estética aprovechando la llegada de la fase 0, donde podían abrir centros de belleza, ha sido Suso Álvarez. El colaborador de Viva la vida tenía la intervención programa para el momento. El pasado fin de semana apareció con el rostro visiblemente hinchado y los espectadores y sus compañeros preguntaron que le sucedía. El joven se quitó las bolas de bichat para mostrar un rostro mucho más perfilado y masculino. 

Ni tan siquiera supera la treintena y ya ha pasado por retoques estéticos aunque sean superficiales, como por ejemplo inyectarse bótox o vitaminas. Todos los jóvenes del universo Mediaset están muy expuestos. Todos los días les ven millones de espectadores y quieren agradar. El paso del tiempo les hace mucho daño. No obstante esto también puede ser considerado como una enfermedad. De hecho, Rafa Mora también se ha sometido algún retoque y mucho más ahora que trabaja diariamente en Sálvame y su sueldo es mucho mayor que cuando era un simple tronista.

 El último en dejar a todos con la boca abierta ha sido Diego Matamoros. El joven se ha sincerado en su recién estrenado canal de Mtmad, bajo el título Borré Cassette, sobre sus retoques estéticos. Además ha contado que piensa hacerse un nuevo cambio en cuanto salga de casa. “Yo creo que lo mejor que puedes hacer en tu vida es cuidarte antes de llegar a un punto en el que tengas que retocarte, pero soy una persona a la que no le importa que la gente esté operada. Si puedes mejorar algo con lo que no estás a gusto… entiendo que cada uno tenga sus preferencias”, ha contado el hijo de Kiko Matamoros al comienzo del vídeo.

Diego Matamoros en calzoncillos

La primera vez que acudió a un centro de estética fue para eliminar las líneas de expresión de la frente. “Lo que hago es meterme bótox y se queda planita esa parte”, ha explicado el hijo de Kiko Matamoros en su canal de Mtmad. Cada cierto tiempo acude a la clínica para ponerse bótox de nuevo y en breve deberá hacerlo de nuevo ya que asegura que se le empiezan a notar las líneas de expresión. 

Otra de las cosas a las que Diego Matamoros ha recurrido para verse mejor es a un tratamiento multivitamínico facial. “Me lo he hecho dos veces, la última vez fue en noviembre”, ha explicado el ex de Estela Grande en su canal de Mtmad. “Como no dormía y estaba bastante estresado con todo lo que estaba viviendo, tenía la cara bastante complicadita, por lo que decidí ponerme en manos de la clínica a la que voy para volver a tener ese brillo en la cara”, ha contado Diego. Éste hace referencia a los duros momentos que vivió durante su relación con Estela Grande. 

Y además también se hizo un retoque para embellecer sus ojos. “Me inyectaron ácido hialurónico en las ojeras porque las tenía hundiditas. Te meten un liquidito con una cánula y al instante ya no tienes ojeras”. Diego Matamoros también se realizó una masculinización facial a base de ácido hialurónico. Según ha explicado él mismo en Mtmad, el objetivo del retoque es “tener una cara mucho más cuadrada, menos alargada o menos perfilada”.

Diego Matamoros ha revelado cuál será la próxima operación. “Lo siguiente que me voy a hacer es una lipo. Se llama Lipo Vaser o liposucción de alta definición. Es una técnica que permite extraer los cúmulos de grasa que tengas”, ha explicado Diego en Mtmad. 

“Yo siempre he tenido buen el abdomen, lo que pasa es que en los últimos dos años me he dejado mucho, en comparación a como estaba yo, y se me ha quedado en la parte inferior una capa de grasa que no consigo bajar ni aunque baje de peso y me quede delgado. Se me ha quedado ahí la grasa pillada”, ha contado Diego en Mtmad. Su objetivo es tener unos abdominales muy definidos y marcados. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad