Ángel Muñoz, el juguete roto de Jorge Javier Vázquez: sin trabajo por el coronavirus

Jorge Javier Vázquez se queda este año sin Gran Hermano debido a las polémicas del fomato y no habrá más juguetes rotos

Fotografía: Ángel Muñoz, el juguete roto de Jorge Javier Vázquez: sin trabajo por el coronavirus
Fotografía: Ángel Muñoz, el juguete roto de Jorge Javier Vázquez: sin trabajo por el coronavirus

Durante varios años Jorge Javier Vázquez presentó ‘Gran Hermano’ con bastantes polémicas. A pesar que a la audiencia le gusta cuando son famosos, en el caso de los anónimos, la sombra de Mercedes Milá era muy alargada. Debido a su audiencia y a las últimas controversias, el reality estrella de Mediaset dejó de emitirse.

Son muchos los rostros que se han hecho conocidos gracias a su paso por el concurso. Pocos han tenido suerte. Algunos como Kiko Hernández o Kiko Matamoros se instalaron en la televisión, mientras otros son simples juguetes rotos. Totalmente olvidados. De los más de 200 concursantes que han pasado por el programa, apenas se recuerdan 10.

Después de muchos años ha reaparecido Ángel Muñoz, ganador de ‘GH 11’. Éste se llevó un maletín con 350.000 euros. Este dinero lo invirtió en terminar de pagar la hipoteca de sus padres y donó 50.000 euros a una ONG. Sin olvidar la gran parte proporcional que se queda Hacienda. Entre una cosa y otra, él se quedó sin un euro. Así que tuvo que seguir trabajando en el gimnasio que trabajaba para mantenerse.

Fotografía: Ángel Muñoz, el juguete roto de Jorge Javier Vázquez: sin trabajo por el coronavirus

Ahora, tras el cierre de los gimnasios ha perdido su trabajo y tampoco ha empezado a cobrar el paro por los retrasos. «La Covid obligó a nuestros gimnasios a cerrar y con ellos algunos perdimos nuestro trabajo. Han pasado muchos meses desde entonces y no solo sigo sin trabajar, sino también sin percibir ningún tipo de ayuda ni de subsidio”, cuenta en una carta que envió a Kiko Hernández.

Lejos de hundirse está buscando nuevas formas de mantenerse a flote, por ejemplo dando clases online. «Esa es mi vida ahora, he decidido viajar en mi furgoneta, pero también con esta decisión he decidido ser feliz, y vivir con lo poco que tenga pero vivir, cerca del mar y surfeando, hasta que el cuerpo aguante”.

Publicidad