infanta Cristina | EFE

100.000 euros al mes. La infanta Cristina no se salva. “Iñaki Urdangarín no era el malo”

stop

Los documentos del rey emérito que señalan a toda la familia real

10 de julio de 2020 (11:30 CET)

El rey emérito Juan Carlos I está hecho polvo. No pasan ni 24 horas desde una filtración lapidatoria y ya salen nuevas informaciones relacionados con sus presuntos asuntos corruptos que lo ponen más contra las cuerdas. Y ElConfidencial ha sacado otro dato a relucir que no hace que hundir un poco más al padre del rey Felipe VI.

La filtración tiene que ver con la cuenta que el emérito ocultaba en Suiza, abierta a nombre de lucum Fountation, en la que se le ingresaron los 65 millones de euros en comisiones procedentes de Arabia Saudí. Una cuenta en la que tras este ingreso figura otro de 1,4 millones de euros procedentes de del rey de Baréin, Hamad bin Isa Al Khalifa, y que el resto son retiradas de dinero en efectivo que en ningún momento declaró a la Hacienda Pública española.

Juan Carlos I AVE

Retiradas de dinero de más de 100.000 euros en billetes

Según la publicación, Juan Carlos estuvo retirando cantidades superiores a los 100.000 euros cada mes entre 2008 y 2012. “El 12 de enero de 2009, sacó 207.000 euros. El 11 de marzo de 2009, salieron de la cuenta 299.960 francos suizos. Dos semanas después, el 23 de marzo, fue anotado un reintegro de 105.000 euros. Y el 17 de junio del mismo año, Juan Carlos I se llevó otros 209.000 euros”, relata el medio, e n una lista de retiradas de dinero interminable, mientras aporta imágenes de los documentos que demuestran esas retiradas de dinero.

Juan Carlos el confidencial

Dinero para los “gastos personales” de la familia real

Todo ello justificado con el argumento de que eran para “gastos personales”. Es decir, como reza el medio, “el monarca habría usado el dinero para sufragar gastos no declarados de toda la familia real”.

Es decir, desembolsos dedicados a los despilfarros de algunos miembros de la casa real como las infantas Elena o Cristina o, probablemente, de Felipe VI. Vamos, que como dicen en las redes, “Iñaki Urdangarín no es el malo”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad