Infanta Elena | EFE

1 millón de euros en una comida. La infanta Elena calla lo más gordo. Cuenta escandalosa

stop

El pago para el que se pidió “discreción” sale a la luz

23 de julio de 2020 (13:13 CET)

Sin duda, una de las noticias que más espacio ha estado ocupando en los informativos y en los medios escritos y digitales, al margen del coronavirus, ha sido la presunta corrupción del rey emérito Juan Carlos I. Los 65 millones de euros cobrados en comisiones de Arabia Saudí, la ocultación de los mismos en paraísos fiscales, el dinero puesto a disposición de Corinna Larsen procedentes de la disolución de la Fundación Lucum…

Unas informaciones que han ido ampliándose con el paso de las semanas y que se acaban de enriquecer con otro presunto pago del emérito a una de sus ‘amigas especiales’. Concretamente, a Marta Gayá, con la que todavía mantiene buena relación. De hecho, contaba Jaime Peñafiel que era una de las pocas personas con las que el ex Jefe de Estado mantenía conversaciones telemáticas durante el confinamiento. Y se conoce que incluso había compartido mesa con la infanta Elena. Aunque la infanta nunca ha hablado del asunto. Ni de sus encuentros, ni de lo que se hablaba en ellos ni de lo que te contamos a continuación.

marta gayà

Dos millones para Marta Gayá

Según recoge un documento datado en noviembre de 2011 y publicado por Vozpopuli, poco antes de que saliera a la luz el caso Nóos en el que estaba implicado Iñaki Urdangarín, Juan Carlos habría entregado 1 millón de euros a Gayá, Arturo Fasana mediante, procedentes de la Fundación Lucum. Y ojo, porque había previsto un segundo pago de otro millón.

El documento lo redactó Fasana, presidente de Lucum por aquel entonces. "He tenido numerosos encuentros con el cliente de la cuenta mencionada, el cual me ha trasladado su preocupación sobre una amiga suya. “Me dice que la conoce desde hace más de 25 años, la cual reside en la actualidad en Suiza", reza el mencionado escrito.

"Esta persona tiene pocos recursos financieros y no muchos ingresos debido a su edad -68 años. Él desea por tanto asegurarle un nivel de vida decente y ayudarla financieramente",  añadía. Marta le habría explicado sus problemas a Juan Carlos en una comida informal, y este no dudó en ayudarla. Un encuentro que, por lo que se ve, terminó con una cuenta escandalosa. Y no por lo que costó el menú.

Juan Carlos soluciona la vida a su amiga

"Para asegurar su tren de vida durante los próximos años, él desea hacerle un regalo de dos millones de euros y que el primer millón sea este año”, sigue el documento. Y añadía: “El siguiente pago se hará en el transcurso de 2012".

Marta Gaya juan Carlos

No obstante, este segundo millón nunca llegó. El motivo es que los fondos de la Fundación ya estaba controlados por Corinna. En julio de 2012 se disolvió la sociedad y fue cuando los 65 millones de euros ocultos fueron entregados a Corinna, que no dio ni un duro a Gayá.

"Me ha pedido expresamente guardar una gran discreción sobre este asunto", culminaba el escrito.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad