Zidane está harto de una estrella del Real Madrid (y de sus noches locas)

Florentino Pérez pide al técnico galo que se ponga firme de una vez

Fotografía: Zidane está harto de una estrella del Real Madrid (y de sus noches locas)
Fotografía: Zidane está harto de una estrella del Real Madrid (y de sus noches locas)

Desagradecido. Pocas cosas duelen más que darlo todo por alguien y no sentirte correspondido. Es lo que le pasa a Zinedine Zidane.

El entrenador del Real Madrid se ha partido el lomo por Karim Benzema. Lo ha defendido contra viento y marea, a pesar de todas las críticas. Y no es suficiente.

El delantero francés, cuyas escapadas nocturnas siguen siendo vox populi en todo Madrid, tuvo un comportamiento vergonzoso este sábado en Mestalla, durante la victoria de los blancos sobre el Valencia. Su reacción al y tras ser sustituido fue lamentable.

Corría el minuto 78 cuando Zidane autorizó la entrada de Marco Asensio en detrimento de Benzema. Demasiado tiempo le dio el técnico en esta ocasión.

El partido se había puesto muy feo. El Valencia, solo un gol por detrás, apretaba mucho y amenazaba el empate. Asensio daría más control al equipo.

Benzema pega una colleja a Asensio

En cuanto se saludaron para oficializar el cambio, Benzema propinó una colleja a Asensio que dejaba patente dos cosas: el cambio no le hacía gracia y la relación de Karim con los líderes de la segunda unidad, Isco y Asensio, está más enturbiada que nunca.

Acto seguido, el galo fue a sentarse regalando a las cámaras todo un espectáculo de aspavientos, quejas y caras de desagrado. Una rabieta en toda regla.

La actitud de Benzema en el banquillo fue más que reprochable después de otro mal partido suyo, donde provocó un penalti que no era, fue incapaz de marcar y no ayudó a solventar el partido.

Asensio, en cambio, fue decisivo en el poco tiempo de que dispuso sobre el verde de Mestalla. De sus botas nació la doble pared que terminó en el gol de Marcelo, el tercero (’84).

El cabreo de Zidane

Ese tanto resolvió el partido, calmó los ánimos y dejó claro al Valencia que el encuentro se había terminado. Los murciélagos no tendrían tiempo para anotar dos goles.

A Zidane no le gustó nada la actitud de su compatriota. Entre otras cosas porque su defensa a ultranza es uno de los asuntos que le puede terminar costando el puesto.

Florentino Pérez ya ha pedido a Zidane que tome cartas en el asunto. Que se ponga firme. No puede ser que Benzema sea tan desagradecido porque con nadie se ha tenido tanta paciencia en el Real Madrid como se ha tenido con él.