Valverde pide a un jugador del Barça que se vaya “cuanto antes” (y hay sorpresa)

El Txingurri abre las puertas a un crack en el mercado invernal

Fotografía: Valverde pide a un jugador del Barça que se vaya “cuanto antes” (y hay sorpresa)
Fotografía: Valverde pide a un jugador del Barça que se vaya “cuanto antes” (y hay sorpresa)

“El hermano es el bueno”, decían muchos cuando Thiago Alcántara cambió el FC Barcelona por el Bayern de Múnich a cambio de 18 millones de euros. Se referían a Rafinha Alcántara.

Pep Guardiola, entonces entrenador del conjunto germano, aprovechó un supuesto descuido en el contrato de Thiago en el que permitía al jugador salir a low cost si no llegaba a un número mínimo de partido. El centrocampista no cubrió el cupo y el Barça se quedó sin una de sus mayores promesas.

Oportunidad

En el club pusieron entonces todas las esperanzas en Rafinha. Apuntaban muchos que tenía más calidad que su hermano mayor. El brasileño fue uno de los primeros ‘fichajes’ de Luis Enrique.

Pero el centrocampista nunca llegó a ser protagonista con el asturiano. Las lesiones no le respetaron lo suficiente, mientras que el asturiano fue perdiendo poco a poco la confianza en el centrocampista.

La mala suerte se apoderó del todo del futbolista a mediados de la pasada campaña, cuando cayó lesionado de la rodilla. Una baja que arrastró de una temporada a la otra. De hecho, en octubre tuvo que volver a ser intervenido del menisco.

Pero en las últimas semanas las sensaciones empezaron a ser mejores. El futbolista está cerca de volver a los terrenos de juego. El centrocampista encara la fase final de su recuperación.

El consejo del míster

Sin embargo, Ernesto Valverde ya le ha dejado clara cuál es la situación. Será muy difícil que a estas alturas Rafinha entre en la dinámica del grupo y el técnico le ha recomendado que si quiere ir al Mundial de Rusia debería buscarse un equipo para lo que resta de curso “cuanto antes”.

El Txingurri ya le ha dicho que en el Barça no tendrá los minutos que quiere y su objetivo de seguir creciendo no será posible en el Camp Nou, al menos a corto plazo. La pelota está en el tejado del futbolista.