Una filtración interna pone en aviso a Gerard Piqué

El defensa toma nota de los movimientos que prepara el club

Fotografía: Una filtración interna pone en aviso a Gerard Piqué » Diario Gol
Fotografía: Una filtración interna pone en aviso a Gerard Piqué » Diario Gol

Gerard Piqué tiene la mosca detrás de la oreja. El Barcelona trabaja con la vista puesta en el próximo curso con un plan conciso que busca reforzar aquellas posiciones que más han castigado a la plantilla en las últimas campañas. El club rastrea el mercado para encontrar un delantero, una opción para el lateral, no descuida el medio campo pero, y también, apunta al central. 

La última filtración que corre como la pólvora por el vestuario apunta a Piqué. El central, sin buena prensa en las alturas y con el grupo dividido por una personalidad que no cae, ni de lejos, en gracia por igual en la caseta, ha sido, a sus ya 28 años, el capo de la defensa en las últimas temporadas. Bartra, Mathieu y Vermaelen no han logrado hacer sombra a Gerard que únicamente ha encontrado en Javier Mascherano a un competidor claro. La dupla Piqué/Mascherano se ha mantenido firme hasta la fecha. Una realidad que podría variar en 2016. 

El club peina el mercado en busca de un central titular. Laporte, Ahtletic, en manos del agente Carles Puyol, y John Stones, Everton, son los dos candidatos con galones y en rojo en la agenda de Robert Fernández, director deportivo del FCB. Una operación que el Barcelona no retrasará y que dejará en jaque a la dupla ya que uno y otro llegarían con la vitola de titular indiscutible: Mascherano podría ser reconvertido a medio campo, pero allí hay exceso de tráfico. Su salida -tiene una ficha elevada- sería un camino. Pero la ascendencia en el grupo, que lo votó como capitán por delante de Piqué, así como su relación con Messi, haría de su marcha un problema interno. Queda Piqué… Ver a Gerard por el banquillo podría empezar a ser algo habitual el próximo curso. Una medida que, avisan desde dentro, Piqué llevaría peor que mal…

Publicidad