Un montaje interno deja en evidencia a varios jugadores del Real Madrid

Los nuevos responsables de la cantera provocan un nuevo incendio en el club de Concha Espina con sus clases

Fotografía: Un montaje interno deja en evidencia a varios jugadores del Real Madrid » Diario Gol
Fotografía: Un montaje interno deja en evidencia a varios jugadores del Real Madrid » Diario Gol

Rafa Benítez no gana para disgustos en el Real Madrid. El último le viene directamente desde las entrañas de la entidad, desde la cantera, y deja en evidencia a algunos jugadores del primer equipo y, por lo tanto, parte de su trabajo como preparador. Los nuevos responsables de La Fábrica han montado un vídeo con el 0-4 del Barça en el último clásico para instruir a los técnicos de las categorías inferiores. Las imágenes dejan en mal lugar a algunos futbolistas madridistas y ensalzan los métodos del conjunto azulgrana.

Víctor Fernández y Juan Luis Martínez son los nuevos responsables de la cantera madridista, y los artífices del pequeño incendio, ya controlado. Es habitual que se reúnan con con todos los entrenadores de las categorías inferiores cada semana para analizar, comentar y corregir los aciertos y errores de cada equipo de La Fábrica en el fin de semana. En el encuentro posterior al clásico, los preparadores se sorprendieron de que el Barça fuera tomado como ejemplo, tanto por el repaso que dio en el Bernabéu, como por filosofía y cantera, informa Marca.

El vídeo, que tenía como objetivo generar un nuevo impulso en la cantera, incluía imágenes de la actitud de los jugadores del primer equipo madridista en el clásico. Uno de los retratados fue Marcelo, el segundo capitán. Esta reunión y los métodos de Fernández y Martínez llegaron a oídos de Rafa Benítez, que mostró su desacuerdo con esta manera de trabajar. Primero, porque dejaba en mal lugar al primer equipo frente a los chavales; segundo, porque nadie le consultó al respecto. Evidentemente, el mensaje se filtró hasta la cúpula, que dio un toque de atención a los responsables de la cantera. No volverá a ocurrir.

Publicidad