Tráfico de carnets para el clásico del Camp Nou

La reventa del Barça-Real Madrid comenzó el pasado domingo con la compra de asientos de los socios abonados

Fotografía: Tráfico de carnets para el clásico del Camp Nou » Diario Gol
Fotografía: Tráfico de carnets para el clásico del Camp Nou » Diario Gol

La reventa de entradas para el Barça-Real Madrid del 3 de abril ya ha comenzado. El pasado domingo, una hora antes de que el equipo de Luis Enrique se enfrentara al Celta, varias personas repartían octavillas a los socios del club azulgrana para comprar sus asientos con vistas al clásico de la Liga que se disputará en el Camp Nou.

«Máxima confidencialidad, discreción y seguridad», prometían los reventas en sus octavillas. En las mismas figuraban un número de móvil y un correo electrónico para realizar la transacción.

Un redactor de Diario Gol, sin identificarse como tal, se puso en contacto con un reventa. «Nos interesan dos o más localidades juntas, preferiblemente de Tribuna, porque son las que mejor salida tienen en el mercado», esgrimió la persona que buscaba carnets entre la masa social barcelonista.

«Por dos tribunas podríamos pagar 600 euros, en función de su ubicación exacta», esgrimió la misma persona, poco interesada en adquirir abonos de la zona más alta del estadio. La transacción nunca se hará en los aledaños del estadio, sino en un sitio convenido por las dos partes.

Turistas y agencias de viajes

El Barça ya tiene conocimiento de los movimientos de los reventas, que se situaron en la esquina entre Travessera de Les Corts y Arístides Maillol. El club ha notificado a los socios  que perseguirá el mercado negro de entradas y recuerda que ha retirado los abonos de algunos afiliados que han intentado lucrarse económicamente en temporadas anteriores. Estos casos han sido resueltos por la Comisión de Disciplina del club.

Los reventas, según algunas fuentes, recopilan carnets y los ponen en venta a través de internet. En muchos casos buscan a clientes extranjeros, que pagan elevadas cantidades por un asiento. También operan con agencias de viajes, que ofrecen viajes con hotel y entradas para el Camp Nou a precios muy elevados.

La actuación policial

El pasado domingo, la presencia policial en los alrededores del Camp Nou era mínima, circunstancia que favoreció la entrega de octavillas por parte de los reventas. «El delito sólo existe cuando hay una transacción económica. La policía sólo puede actuar cuando hay una evidencia», explica una fuente policial a este medio.

Los socios del Barça que no quieran acudir al partido contra el Real Madrid pueden poner sus asientos en venta a través del Seint Lliure. Este mecanismo garantiza que el club y el abonado se reparten, a partes iguales, el dinero ingresado por la localidad liberada.

 

Publicidad