Sonrisas en el vestuario del Barça por el «no» de Nolito

La plantilla respira ante la negativa del Celta a las condiciones de cesión del delantero

Fotografía: Sonrisas en el vestuario del Barça por el "no" de Nolito » Diario Gol
Fotografía: Sonrisas en el vestuario del Barça por el "no" de Nolito » Diario Gol

No hay tiempo. El Barça, salvo sorpresa de ultimísima hora, no se reforzará en el mercado de invierno. Las inscripciones de Aleix y Arda parecen suficientes para terminar la temporada con garantías. El club no hará esfuerzos innecesarios tras la última negativa del Celta por Nolito. Y los jugadores azulgrana se sienten aliviados. Alguna sonrisa se dibujó en el rostro de los integrantes de la plantilla ante el «no» del cuadro vigués.

La oferta del Barça por Nolito no compensa al Celta el maremoto que causaría la salida de su crack. Mucho menos después de perder a Augusto, nuevo jugador Atlético. El club azulgrana pedía la cesión del delantero con opción de compra no obligatoria en verano, con penalización (con dinero o jugadores) en caso de no cerrar el fichaje en julio. Finalmente, no llegará Nolito. Ni otro jugador. La plantilla blaugrana no veía con malos ojos el refuerzo del equipo, pero nunca consideró al internacional del Celta la mejor opción.

Los pesos pesados del Barça entienden la llegada de un reserva para descargar de minutos a algunos futbolistas. No comparten, sin embargo, que el elegido sea una obsesión del míster, Luis Enrique, un amigo del técnico que, aunque muy capaz, sospechan que tendría preferencia sobre otros compañeros. De este modo, mientras otro delantero llegaría para dar descanso a la MSN, Nolito estaría en posición de quitar minutos a uno de los tres, o a un mediocentro. No sería el refuerzo, sino el sustituto de. O eso sospechaban en el vestuario.

Publicidad