Sergio Ramos está harto de los privilegios del ‘niño mimado’ de Zidane

El capitán del Real Madrid Sergio Ramos pierde la paciencia con uno de los intocables de Zidane

Sergio Ramos
Sergio Ramos

Zinedine Zidane siempre se ha caracterizado por ser un técnico que cuida, y mucho, a sus jugadores. A diferencia de otros técnicos, que apuestan por los jugadores que están en el mejor momento, Zidane ha ido haciendo malabares en sus muchos años al frente del Real para conseguir un equilibrio perfecto.

Zinedine Zidane
Zinedine Zidane

Viendo su nómina de títulos, es evidente que su gestión ha sido más que acertada. Eso sí, pasan los años y ya son varas las voces que empiezan a tener la mosca detrás de la oreja. Y una de ellas es la del capitán, Sergio Ramos.

Sergio Ramos alza la voz

Un Ramos al que muchos ya quieren jubilar y que sigue demostrando que, más allá de ser el líder del vestuario y de la defensa, sigue siendo uno de los jugadores más importantes del Madrid en el campo.

La edad del capitán es un tema que ha llevado a muchos debates últimamente en el Bernabéu, así como la necesidad o no de renovarlo y por cuántos años. Sin embargo, viendo su juego, es el propio Ramos el que está cansado de que se hable tanto de su futuro y tan poco del rendimiento de los que tiene a su alrededor.

En concreto de un Raphael Varane que es uno de los jugadores que está en el punto de mira de la afición blanca. Sergio sabe muy bien que Varane es uno de los niños mimados de Zidane y que, rinda más o menos, siempre tendrá un hueco en el once. Entre otras cosas porque lo que tiene ZZ en el banquillo, Militao y Nacho, no es que le convenza precisamente.

Raphael Varane
Raphael Varane

El de Camas es muy consciente de que Varane, a un buen nivel, es un central top. Pero también lo es que el galo se sabe intocable gracias a los buenos ojos que siempre tiene el míster para él y que su rendimiento está lejos de ser el que debería tratándose de un central del Real Madrid.

Los días en los que el español no ha estado en eje de la defensa, Varane no ha dado ese paso adelante. Sin embargo, sigue teniendo crédito ilimitado. Algo que a Ramos no le hace especial gracia.