Sergi Roberto jugó el Barça-Valencia, pero figura en la lista de descartes de Koeman

Las negociaciones entre el FC Barcelona ry Sergi Roberto por su renovación vuelven al punto de partida

Sergi Roberto
Sergi Roberto

El FC Barcelona venció frente al Valencia (3-1) en la visita del conjunto che al Camp Nou, tras la vuelta a la Liga por el parón por compromisos internacionales. Gayá abrió el marcador en el minuto 5, pero Ansu Fati en el 13′ y Memphis Depay en el 41 dieron la vuelta al marcador antes del descanso. Ya en el 85′ Coutinho anotó el 3-1 definitivo. Este resultado deja a los de Ronald Koeman se sitúan séptimos en la clasificación y a 2 puntos del Real Madrid antes del Clásico del próximo domingo.

Un choque que llegó en un día marcado por la Asamblea de Socios Compromisarios que presidió Joan Laporta. Una reunión en la que los votos de los presentes marcaron el devenir del club blaugrana en los próximos años. Y también el del primer equipo.

Ansu Fati
Ansu Fati

Un conjunto en el que Laporta y su junta directiva llevan trabajando desde hace semanas con ejercicios como la renovación de Pedri, o con las rebajas de sueldos de Gerard Piqué, Jordi Alba y Sergio Busquets. Además, se conoce que también se avanza en la renovación de Ansu Fati.

La renovación de Sergi Roberto está en el aire

Mientras tanto, toca ver qué ocurre con Sergio Roberto. El de Reus tiene 29 años y contrato con los blaugrana hasta el 30 de junio de 2022. Pero su renovación está en entredicho.

Sergi Roberto
Sergi Roberto

El jugador ha recibido muchas críticas en las últimas semanas y en la cúpula dudan qué hacer con el canterano. Y ello ha llevado a los mandatarios a reconsiderar la renovación del catalán.

Los máximos responsables consideran que deben ampliar el compromiso entre las partes. Aunque su rendimiento haya bajado, es un símbolo de la filosofía del club. Aquello que Laporta no quiere perder.

Sergi Roberto pierde peso para Koeman

Sin embargo, Sergi Roberto no es un jugador que cuente con la total confianza de Ronald Koeman.

El futbolista fue titular este domingo, pero en la cúpula saben que no forma parte de su once tipo. Y con el empoderamiento que le ha dado a Koeman la ratificación por parte de Laporta hace dos semanas, ya le ha dicho que su papel en la plantilla los meses que vienen por delante será muy secundario.

Aun así, las intenciones con Sergi Roberto en los despachos siguen pasando por la renovación. De hecho, a no ser que el Barça lo gane todo, y no parece que vaya a pasar, es Koeman el que tiene todos los números para abandonar la entidad el próximo verano, cuando solo le quedará por delante un año de contrato opcional. Es el momento en el que Laporta pretende poner en marcha su proyecto para el banquillo.