Se despide de Sergio Ramos. Acuerdo cerrado para su salida del Real Madrid. Zidane no lo quiere ni un día más

El jugador del Real Madrid al que Zidane no quiere en su plantilla y que ya se despide de Sergio Ramos tras pactar su salida con el club

Sergio Ramos
Sergio Ramos

La pretemporada ha empezado ya en el Real Madrid con Dani Ceballos a las órdenes de Zinedine Zidane. Sin embargo, el centrocampista andaluz ya se está despidiendo de Sergio Ramos y del resto de compañeros. Y es que Ceballos tiene muy claro que su futuro pasa por el Arsenal, de ahí que ya tenga un acuerdo cerrado con el Madrid para poner, de nuevo, rumbo a Londres.

Entre otras cosas porque no es ningún secreto que la relación entre Ceballos y Zidane nunca ha sido buena. El español no aceptó nunca el rol de suplente que le dio Zinedine en su primera etapa en el Real y no lo va a aceptar ahora.

Zidane ya le ha hecho saber a Florentino que no cuenta con Ceballos, por lo que las negociaciones entre Arsenal y Madrid ya han empezado. Por suerte, las tres partes están más que de acuerdo que lo mejor sería ver al español de nuevo a la órdenes de Mikel Arteta.

Dani Ceballos se despide de Sergio Ramos

El jugador, cuentan, está presionando a la directiva para que le dejan salir. En este sentido, parece ser que el Madrid está estudiando varias opciones. Desde una nueva cesión en este caso con opción de venta hasta una venta total. En ese caso, desde el Bernabéu se conformarían con una cifra cercana a los 30 millones de euros.

Lo que parece evidente es que Dani acabará en Londres. Y es que en el Arsenal se ha sentido importante, ha sido importante y, como ha apuntado en muchas ocasiones Arteta, es un jugador clave para los de Londres.

Falta saber ahora hasta qué punto las pocas ganas de Zidane de contar con él y las propias del jugador de hacer las maletas se transforman en una buena operación para el Real Madrid. Lo que sí está claro es que Zidane no quiere verlo ni un día más. Separados, francés y español son mucho más felices. Es cuestión de días que llegue la felicidad.

Publicidad