Renegó del Barça de Messi y ahora pide a Joan Laporta que lo fiche

El crack que en su día no quiso saber nada de Messi ni del Barça y que ahora mueve hilos para ser una de las estrellas del proyecto de Laporta

Joan Laporta
Joan Laporta

No es que sea precisamente ningún secreto que Joan Laporta quiere devolver al Barça a lo más alto. En su segunda etapa como presidente del club, Laporta sabe muy bien que la situación económica de la entidad catalana no es precisamente la mejor.

A falta, como apuntó recientemente en su rueda de prensa, de saber los resultados de las auditorías que ha encargado para conocer el estado real de las cuentas azulgranas, Laporta y los suyos saben que el margen que tienen a la hora de hacer grandes fichajes es mínimo.

En este sentido, la prioridad del Barça actualmente pasa por, primero, asegurarse la continuidad de Leo Messi, algo que Laporta apuntó que va por buen camino, y, segundo, reforzar la plantilla sin que ello implique endeudarse más.

Así, Laporta ya tiene prácticamente cerrados los fichajes de Sergio Agüero, Eric García y Wijnaldum, jugadores que llegarán a coste cero y que, evidentemente, aumentarán el potencial de la plantilla azulgrana, sea quien sea el elegido para dirigirla.

El crack que pide a Joan Laporta que lo fiche

Sin embargo, el Barça mira más allá y sabe que, para poder hacerse con grandes jugadores deberá tirar de trueques, de intercambio de jugadores con otros grandes clubes.

En este sentido, un jugador que en su momento no quiso saber nada del Barça de Leo Messi está ahora moviendo ficha para recalar en el Camp Nou. No es otro que Matthijs de Ligt, el central holandés que no está triunfando como esperaba en la Juventus de Turín.

De Ligt, que tiene como representante a Mino Raiola, un tipo que mantiene una excelente relación con Laporta, ha movido ficha en privado (en público asegura que se siente “como pez en el agua” en la Juventus y que nadie del Barça le ha contactado) y le ha hecho saber al Barça que ahora sí que vería con buenos ojos su fichaje.

El problema no es que en el Camp Nou no quieran a De Ligt, considerado uno de los mejores en su puesto y con mucho margen de mejora dada su edad, 21 años, sino que saben que la Juventus pedirá una millonada por él teniendo en cuenta los 85 millones que pagaron en su día por el holandés.

Así, la única posibilidad que tendría Laporta de hacerse con el central sería metiendo a jugadores como Ousmane Dembélé o Antoine Griezmann en el traspaso siempre y cuando en Turín dieran por buenos estos nombres.

Por mucho que ahora Matthijs esté deseando fichar por el Barça de su amigo Frenkie de Jong, parece que su tren ya pasó. Al menos de momento.