“Quiero jugar en el Real Madrid”. Sergio Ramos avisa a Florentino Pérez (y es del PSG)

El capitán traslada al presidente la petición de un crack de Unai Emery

Fotografía: “Quiero jugar en el Real Madrid”. Sergio Ramos avisa a Florentino Pérez (y es del PSG)
Fotografía: “Quiero jugar en el Real Madrid”. Sergio Ramos avisa a Florentino Pérez (y es del PSG)

Se quiere ir. Marquinhos, que fue titular en la derrota del PSG ante el Real Madrid el pasado martes en la Champions League, aprovechó la visita de los blancos al Parque de los Príncipes para hablar con Sergio Ramos. Y se sinceró.

El brasileño arde en deseos de salir del conjunto parisino y recalar en el Madrid. Sobre todo tras ver cómo, un año más, los de París vuelven a fracasar en Europa.

El defensa ha entendido que, si quiere ser uno de los centrales referencia en el panorama mundial, debe dejar atrás la aventura millonaria de Nasser AlKhelaïfi y fichar por un grande de verdad. “Quiero jugar en el Real Madrid”. Un mensaje alto y claro.

Sergio Ramos quiere a un central

Un mensaje que el capitán le ha traslado a Florentino Pérez. El andaluz hace meses que está presionando al presidente y al club con la necesidad de reforzar el eje de la defensa.

Con un Varane que ya no es el que era, Nacho aún muy verde y un Vallejo que ha demostrado que no tiene nivel para jugar en el Real, Ramos considera imprescindible la incorporación de un central de garantías el próximo verano.

Marquinhos está en la lista de Florentino Pérez

Y Marquinhos es uno de ellos. El brasileño suena desde hace muchos años para el Madrid. La secretaría técnica lo tiene más que controlado y, si se pone de cara, irá a por él.

De momento, tal y como Ramos le ha comentado a Pérez, cuentan con el ‘ok’ del jugador. El central se quiere ir del PSG y aterrizar en el Bernabéu. Una operación que Florentino hace meses que prepara.

No es el único

Sin embargo, consciente de que el dueño del conjunto francés no es un tipo muy vendedor (y cuando lo hace es porque los jugadores que vende ya no rinden), el mandatario tiene también a Leonardo Bonucci y a David Alaba en la recámara.

La decisión final se tomará a final de temporada pero, viendo las ganas que tiene Marquinhos de recalar en Valdebebas, no sería de extrañar que fuera él el elegido por el club español para darle más potencia y empaque a la defensa blanca.