Qatar Airways: el todo o nada que se juega en el Barça

La aerolínea se mantiene como la única opción para el patrocinio de la camiseta

Fotografía: Qatar Airways: el todo o nada que se juega en el Barça » Diario Gol
Fotografía: Qatar Airways: el todo o nada que se juega en el Barça » Diario Gol

El vicepresidente cuarto y responsable de Comunicación y Marketing, Manel Arroyo, se ha convertido en las últimas semanas en el hombre fuerte del FC Barcelona en la sombra. Arroyo fue un fichaje del anterior presidente, Sandro Rosell, que ha sido mantenido por Josep Maria Bartomeu. En los últimos tiempos, pilotó las negociaciones con Qatar Airways y ello le ha supuesto un aumento de su peso específico en la junta blaugrana.

Se trata del miembro de la junta con la misión más delicada y trabajosa. En sus manos está el futuro del club blaugrana, puesto que de sus buenos oficios ha de salir el patrocinador de la camiseta las próximas temporadas. Y en las actuales condiciones, no puede arriesgarse a dar un paso en falso porque el Barça se está jugando varios cientos de millones de euros.

Sin alternativa

«En estos momentos, tiene encarada la negociación con los cataríes. No es nada fácil, pero la labor que está haciendo le ha encumbrado ante Bartomeu. Se ha desvelado como una pieza clave de la junta y como hombre con buena cintura en las negociaciones», explican a Diario Gol fuentes cercanas a la junta. No es extraño, ya que proviene del mundo de la publicidad, en el que las negociaciones son fundamentales a la hora de hacer negocios.

Las fuentes consultadas subrayan que «por mucho que se diga, de momento no hay alternativa a Qatar Airways. Qatar es la apuesta. No se ha querido abrir otra negociación mientras exista esperanza de firmar con Qatar el patrocinio de la camiseta los próximos cuatro años». Y eso por dos motivos fundamentales: si el Barça entabla conversaciones con algún rival, los qataríes pueden acabar abandonando definitivamente el proyecto. «Y no es nada fácil que llegue una compañía y que te pongan encima de la mesa 60 millones de euros al año. ¿Qué multinacional está dispuesta a hacer eso aún siendo para el Barça?», se justifican en el club.

Peligro de aborto

Pero, por otro lado, la compañía arábiga tiene un derecho de tanteo que puede enturbiar cualquier operación del club blaugrana. «No nos podemos arriesgar a que la operación se convierta en un bumerán y nos explote en la cara. Y Qatar tiene ventaja en esta situación, porque podría dificultar cualquier negociación con un rival e incluso abortarla», dicen en el club.

Publicidad