Purga en el vestuario del Barça

Luis Enrique tiene clara la lista de descartes del equipo para la próxima temporada

Fotografía: Purga en el vestuario del Barça
Fotografía: Purga en el vestuario del Barça

A la espera de Nolito yo Denis Suárez, Luis Enrique prepara una importante renovación de la plantilla con vistas a la próxima temporada. Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça, le ha prometido que podrá cambiar muchas piezas en verano y el técnico ya ha comunicado sus prioridades a Robert Fernández, el director deportivamente. Paralelamente, ha hecho ya su lista de descartas, que incluye a futbolistas carismáticos y muy queridos por la afición.

Luis Enrique quiere rejuvenecer la actual plantilla y elevar el nivel. El técnico asturiano tiene muy claros los descartes, sobre todo en defensa y en la delantera. En esta demarcación, el entrenador del Barça no cuenta con Munir y, mucho menos, con Sandro. Más damnificados habrá en la retaguardia.

El Barça, que priorizará el fichaje de un central, sólo garantiza la continuidad de Gerard Piqué. En cambio, Bartra, Vermaelen, Mascherano y Mathieu estarán en venta y la intención es traspasar a tres de los cuatro. Tampoco seguirá Adriano, que negocia su fichaje por la Roma.

Ofertas de risa

Luis Enrique tiene las ideas muy claras, pero el gran problema del Barça es que las ofertas recibidas son «insatisfactorias». «De risa», según una fuente del club. Por Adriano apenas ofrecen tres millones de euros y Vermaelen, que costó 15, podría irse por cinco o seis. Es decir, por una tercera parte.

Las ventas condicionarán los fichajes. Cuanto más dinero ingrese el Barça por sus futbolistas, más podrá invertir en verano. Luis Enrique y Robert Fernández lo saben. En verano, tendrán que hacer muchas cuentas para configurar una plantilla en la que habrá muchos cambios.