Pirlo negó al Barça de Pep Guardiola en el año 2010

El técnico italiano Andrea Pirlo, que ahora suena como posible relevo de Koeman, rechazó hace una década jugar en el Barça de Guardiola

Fotografía: Pirlo negó al Barça de Pep Guardiola en el año 2010
Fotografía: Pirlo negó al Barça de Pep Guardiola en el año 2010

Andrea Pirlo se ha convertido, para sorpresa de muchos aficionados del Barça, en uno de los candidatos a coger el relevo de Ronald Koeman en el banquillo del cuadro azulgrana.

Si bien es cierto que el holandés sigue siendo el míster del Barça, todo apunta a que el partido ante el Atlético de Madrid será el último del héroe de Wembley a cargo del conjunto azulgrana. La contundencia con la que habló en la última rueda de prensa el holandés parece ser la señal definitiva de una despedida que, para muchos, debería haberse producido ya en verano.

En los últimos días han aparecido ya varios nombres en los medios como posibles sustitutos de Koeman. Entre ellos, Xavi Hernández, Robert Martínez, Gallardo o el propio Andrea Pirlo.

Guardiola tanteó a Pirlo en 2010

Si bien es cierto que Joan Laporta no habla aún abiertamente del relevo en el banquillo, cuentan desde el entorno del club y del presidente que Laporta vería con buenos ojos la opción de que fuera Pirlo quien se pudiera a las órdenes del Barça una vez Koeman ya no esté.

El presidente ve en el italiano a su ‘nuevo Rijkaard’, es decir, un entrenador con poca experiencia pero que posibilidades de darle la vuelta al drama que se vive en los últimos años en el Camp Nou.

Un Pirlo que, como él mismo apuntó hace ya un tiempo, tuvo la oportunidad de estar a las órdenes de Pep Guardiola en los mejores años del conjunto azulgrana hace una década.

Fue en 2010 cuando, tras jugar un Gamper con el Milan en el Camp Nou, el hoy técnico del Manchester City tanteó a Andrea. Así lo apuntó en una entrevista el italiano a L’Equipe: “Con el Milan habíamos jugado un amistoso contra el Barcelona en el Camp Nou. Después del partido, Guardiola me llamó para que fuese a su despacho. Quería saber si me gustaría jugar en el Barça. Fue un buen detalle que me invitase a su despacho, pero el Milán no quería que me fuese”.

Falta saber si, tras decirle que no al Barça como jugador, Pirlo haría lo mismo ahora si Laporta le ofreciera el banquillo.