Pillan a Sergio Ramos en una jugada muy sucia. Guerra civil en el vestuario del Real Madrid

La puñalada del capitán Sergio Ramos al Real Madrid y a los cracks del vestuario de Zinedine Zidane

Sergio Ramos
Sergio Ramos

Pese a haber cerrado el pasado ejercicio con un beneficio simbólico de 313.000 euros, la situación económica en el Real Madrid tampoco está para tirar cohetes. Tanto que Florentino Pérez y el resto de la planta noble ya trabajan en una reducción de sueldos en el club y principalmente en la primera plantilla.  No obstante, no todos están por la labor. Y Sergio Ramos es uno de ellos.

El Real Madrid ha reconocido que el ejercicio de 2020 reflejará unas pérdidas de 91 millones de euros. Y es que los ingresos han bajado en un 25% hasta los 616 millones. Y ahora el principal problema es el sueldo de los jugadores de la primera plantilla.

Florentino Pérez
Florentino Pérez

El Real Madrid también tiene problemas económicos

Los blancos han perdido dinero al no poder llevar público al estadio y al tener que cubrir el préstamo por las obras del mismo. Pero el problema económico a tener más en cuenta no está aquí, sino en la masa salarial del equipo de Zinedine Zidane, que ha ido subiendo paulatinamente en los últimos años.

Por ejemplo, en la temporada 2018-19, los salarios ascendieron hasta los 394 millones, de los que 283 fueron para la primera plantilla. En 2019-20 esta cifra aumentó hasta los 411 millones de euros, 301 de los cuales se destinaron a sueldos del conjunto blanco. Y atención, porque el presupuesto de sueldos para este curso es de 448 millones, de los que se desconocen los que irían destinados al primer equipo. Pero, obviamente, la cifra superará a la del año pasado.

El Real Madrid supera el límite salarial

Unos números que sitúan el ratio de eficiencia en un 72%, cuando la Asociación de Clubes Europeos recomienda que no se supere el 70%.Y el panorama obliga a Florentino a rebajar sueldos, si no quiere tener problemas en el aspecto económico.

En este sentido, el curso pasado se bajó un 10% el sueldo de los cracks cuando estalló la pandemia, lo que significó un ahorro de 45 millones de euros. Y ahora se conoce que el club quiere pedir la misma rebaja o incluso superior para paliar los problemas monetarios. Se quiere esperar hasta ver el alcance del equipo en la Champions League y si se permite de nuevo la entrada en los estadios, pero a día de hoy las intenciones de los responsables pasan por esa rebaja.

El Real Madrid celebra un gol contra el Betis
El Real Madrid celebra un gol contra el Betis

Sergio Ramos se desmarca de la rebaja salarial

No obstante, no todos los futbolistas están por la labor. Y uno de ellos es Sergio Ramos. El capitán se encuentra en plenas negociaciones de renovación. El de Camas termina contrato en junio de 2021. Y si renueva no quiere entrar en las rebajas salariales.

El andaluz reclama más de dos años de contrato y, lejos de ver rebajada su ficha, quiere cobrar lo mismo que ahora o incluso más. Una posición enfrentada a Florentino Pérez.

Sergio Ramos y Florentino Pérez
Sergio Ramos y Florentino Pérez

Guerra civil en el vestuario de Zidane

El presidente no quiere ofrecerle un año más uno opcional, además de meterlo como al resto de integrantes de la plantilla en esa rebaja salarial.  Y Florentino no es el único que mira con recelo al capitán.

Los pesos pesados de la plantilla no ven con buenos ojos que el defensa no dé ejemplo al resto de jugadores. Sobre todo futbolistas como Luka Modric, que lleva tiempo esperando una llamada del club para renovar (también termina contrato en junio de 2021, o Raphaël Varane, que apenas ha visto incrementado su sueldo en los últimos años y su contrato vence en 2022. La guerra civil en el vestuario de Zidane está servida.