Pep Guardiola propone un trueque doble para llevarse uno de los galácticos en la agenda de Florentino Pérez y el Real Madrid

El técnico del Manchester City Pep Guardiola va con todo a por un crack que pretende fichar Florentino Pérez

Pep Guardiola
Pep Guardiola

Pep Guardiola sabe que, por mucho que su Manchester City sea uno de los mejores equipos y proyectos del panorama europeo actual, le falta una pieza clave: un ‘9’ puro, con gol y en pleno estado de forma.

En este sentido, el hecho de que los de Guardiola jugaran toda una final de la Champions League sin un  delantero centro puro es un claro síntoma de este déficit en la plantilla del City.

Un déficit que Guardiola quiere subsanar cuanto antes. Es por eso que, como apuntan medios como The Sun, los de Manchester están preparando una operación con un doble trueque para hacerse con un ‘9’ que, de hecho, está también en la agenda de Florentino Pérez y del Real Madrid.

Guardiola va con todo a por Harry Kane

Si bien es cierto que Erling Haaland es también uno de los deseados por el City, el hecho de que Harry Kane ya le haya comunicado al Tottenham que quiere salir del conjunto de Londres ha abierto la puerta al Manchester para ir a por el delantero inglés.

Un delantero que tiene todo lo que busca Guardiola: experiencia en la Premier, gol, técnica, veteranía y, sobretodo, ganas de títulos. Es por eso que, sabiendo que por mucho que Kane haya dejado claro que quiere salir Daniel Levy, propietario del Tottenham, no va a facilitar su salida, el de Santpedor tiene preparada una oferta que incluiría a Gabriel Jesús y a Raheem Sterling.

Dos jugadores, el brasileño y el inglés, que no han acabado de triunfar en el City, que ven con buenos ojos su salida en busca de minutos y que en Manchester consideran dos buenas bazas para convencer a Levy.

Falta saber hasta qué punto el Tottenham validará la oferta de un Guardiola que, de nuevo, tiene en el punto de mira a un galáctico que pretende Florentino. Eso sí, la fuerza económica del City nada tiene que ver con un Madrid que no pasa por su mejor momento.