Pep Guardiola cuelga el teléfono a un crack del Real Madrid

El entrenador del Manchester City da calabazas a un peso pesado de Zidane

Fotografía: Pep Guardiola cuelga el teléfono a un crack del Real Madrid
Fotografía: Pep Guardiola cuelga el teléfono a un crack del Real Madrid

Pep Guardiola es hoy un hombre feliz. Su Manchester City va como un tiro y las cosas le van mejor que nunca. Es líder de la Premier y tiene muchas opciones de llegar a las últimas rondas de la Champions League.

Eso sí, por mucho que todo le vaya de maravilla, Pep es un entrenador que siempre está atento a lo que ocurre en otros clubes y de que jugadores están a su alcance y cuáles no.

Es un enfermo del fútbol y, siempre que puede, le gusta ver a otros equipos, incluso fuera de la Premier. Es por eso que cuando se ha enterado que un crack del Real Madrid ha llamado a las puertas de su club, le ha colgado el teléfono.

Tu tren pasó

Y es que no ha sido otro que Toni Kroos el que se ha dejado querer por el conjunto de Manchester. El alemán da por finalizada su etapa en el Madrid y se está buscando la vida lejos del Bernabéu.

El problema para Kroos es que Guardiola sabe perfectamente que ya no es el momento de ir a por él. Hace años coincidieron en el Bayern de Múnich, donde Toni mostró su mejor versión.

De hecho, en ese Bayern el alemán era uno de los incondicionales del entrenador catalán, pero de eso hace ya tiempo y a día de hoy el míster del City no quiere saber nada del centrocampista.

¿Última temporada?

Pero por mucho que el entrenador citizen le haya colgado el teléfono, Kroos sabe que no tendrá problemas en encontrar un equipo de nivel. Sabe que aún puede dar juego unos cuantos años más pero también sabe que ya lo ha dado todo en el equipo blanco.

Su rendimiento esta temporada no está siendo tan bueno como el de años anteriores, en parte porque, como ya aseguran algunos medios, se está reservando para estar al cien por cien en el Mundial de Rusia.

Si Alemania y Kroos hacen un buen papel en la cita de selecciones, seguro que algún club potente de Europa le hará una oferta por él al Madrid. Una oferta que si viene acompañada de unos cuantos millones, Florentino está dispuesto a aceptar.