Peligro de fuga en el Real Madrid

El efecto Zidane se diluye fuera y dentro del vestuario

Fotografía: Peligro de fuga en el Real Madrid
Fotografía: Peligro de fuga en el Real Madrid

El efecto Zidane se apaga. El Real Madrid ha perdido la Liga de forma (casi) definitiva con la llegada del técnico galo, a falta de que las matemáticas lo confirmen. Cierto es que el ambiente en el vestuario ha mejorado en líneas generales. Los pesos pesados, especialmente, están encantados con las libertades que les da el preparador. Existe otro sector de la plantilla, sin embargo, disgustado con los métodos de Zidane. Peligro de fuga en el Real Madrid.

Zidane no ha gestionado bien, por ahora, los minutos de sus futbolistas. El técnico ha dividido la plantilla en diferentes clases. Los de abajo, ovbiamente, están molestos con el poco/nulo protagonismo que tienen en la nueva era. Alguno de ellos incluso amenaza con salir ya mismo. Es el caso de Casemiro. Pero no es el único. Tampoco los intocables tienen clara su continuidad.

El minuto de la basura

Casemiro ha desaparecido del mapa. El Madrid recuperó al centrocampista, cedido en el Oporto, a cambio de 7,5 millones de euros en verano. Se ganó un sitio en el equipo de la mano de Rafa Benítez. Con el técnico madrileño, de hecho, jugó 672 minutos en la Liga. Con Zidane, su presencia en la competición doméstica se limita a 20 minutos en la goleada al Espanyol (6-0). Se ha quedado sin jugar ante Deportivo, Sporting, Betis, Granada, Athletic, Málaga y Atlético.

Hay más datos. Casemiro era un imprescindible para Benítez en Champions (jugó cinco de los seis partidos de la fase de grupos). Zidane lo sacó ante la Roma para perder tiempo en el último minuto del partido. El técnico no cuenta para nada con él. Tampoco el presidente, dado el escaso poder mediático que tiene el centrocampista.

Casemiro tiene contrato hasta 2021. Y ya ha pedido audiencia a Florentino para analizar su situación. El jugador le ha comentado al presidente que esto no era lo pactado. Que dejó Oporto, donde se hizo un nombre y podía seguir ahora para tener minutos en el Real Madrid. Casemiro, a través de su agente, Joseph Lee, ha deslizado que si nada cambia escuchará ofertas en verano. Tiene contrato hasta 2021 y un valor de mercado de 15 millones. A Florentino le incomoda esta situación, ya que si vende al jugador deberá abonar 7,5 millones de euros al Oporto. Caso por resolver.

Otros casos en la plantilla

Los intocables y los menos suplentes tampoco se ven en este equipo. No creen en el proyecto, ni en el técnico. Isco, a pesar de que ha recuperado con Zidane el protagonismo perdido, mantiene línea directa con el Manchester City para ponerse a las órdenes de Pep Guardiola. Toni Kroos, que ha perdido el caché y el buen juego en el Bernabéu, está dispuesto a hacer las maletas si llega un equipo más interesante.

Más complicadas son las salidas de dos pesos pesados. El Madrid tendrá problemas para desprenderse de un Cristiano Ronaldo que hace méritos para salir, si la normativa lo permitiese, antes del verano hacia otro club. La situación es insostenible también con James, cuyo rendimiento y sus desmadres lo colocan en la puerta de salida. Ha dejado de estar a gusto en Madrid y escuchará ofertas de otras ligas europeas. Florentino, mientras, prepara la gran revolución.