Pacto entre capitanes en el vestuario del Barça

La plantilla se conjura para levantar el doblete

Fotografía: Pacto entre capitanes en el vestuario del Barça
Fotografía: Pacto entre capitanes en el vestuario del Barça

Solo son cinco partidos más uno. El Barça tiene en su mano la posibilidad de terminar la rara temporada 2015-16 con un doblete, a pesar del bajón de juego y resultados del último mes. Ni antes todo era blanco, ni ahora es negro. Los jugadores son los primeros que asumen la situación y los primeros, también, que quieren dejarse las últimas reservas de gasolina en el campo por la afición. Los capitanes ya se han reunido para pactar un último esfuerzo.

Andrés Iniesta, Leo Messi, Sergio Busquets y Javier Mascherano son los capitanes del Barça. Los primeros que tienene que tirar del carro. Nadie duda de su compromiso. Son los referentes y los primeros que predican con el ejemplo. Los cuatro han mantenido una conversación en las últimas horas, una conjura, un pacto, tras la derrota ante el Valencia, para ganar los seis últimos partidos del curso. Si los ganan, levantarán el doblete. No parece tanto para un equipo que hace un mes sumaba 39 partidos invicto. Pero para ello hay que dejar de lado todos los conflictos, las fiestas, las renovaciones y hasta la fatiga.

Por partes. Primero, hay que amarrar la Liga. El torneo de la regularidad. La competición que ha liderado durante muchas jornadas y en la que ha tenido una ventaja de diez puntos con el segundo. Sporting y Espanyol visitarán el Camp Nou. Deportivo, Betis y Granada recibirán al grupo de Luis Enrique. No es el peor calendario de los tres aspirantes. Gerard Piqué ha captado rápido el mensaje: «Hay que ganar la Liga por la afición». Después vendrá la Copa. Es una final. Puede pasar de todo. La temporada pasa, principalmente, por levantar el título del torneo doméstico.