Oído en el Barça: «Si pagamos a Ney lo que pide tenemos un problema con ‘el otro'»

El crecimiento deportivo del '11' contrasta con el respeto y las obligaciones del club para con Messi

Fotografía: Oído en el Barça: "Si pagamos a Ney lo que pide tenemos un problema con 'el otro'"
Fotografía: Oído en el Barça: "Si pagamos a Ney lo que pide tenemos un problema con 'el otro'"

El Barça necesita un gestor de conflictos de forma urgente. Sin liquidez (ni patrocinador), los dirigentes del club se ponen las manos en la cabeza ante la inminente negociación con los Neymar para mejorar el contrato del 11, y las consecuencias que tendrá esta mejora en la relación con Leo Messi. Saben en la entidad que la Pulga tiene que estar por encima de todos por Real Decreto, y que el clan del argentino está muy pendiente de cualquier movimiento que perturbe su felicidad. «Si pagamos lo que pide Ney tenemos un problema con el otro» es una de las frases que corren por los pasillos de la planta noble del Camp Nou.

Las últimas declaraciones del padre de Neymar han tensado la cuerda a semanas vista de que ambas partes se sienten a hablar. El club preveía un aumento importante de la ficha del jugador y situarlo en el segundo peldaño, solo superado por Leo. Los últimos acontecimientos sugieren que los Neymar irán con todo a la negociación y pedirán lo posible (o más) para el jugador. Asumen que es el hombre del momento. Y que en unos pocos años está llamado a ser el sustituto de Messi. Único en el mundo. Y quieren que las retribuciones se correspondan con esta realidad.

Problema. Los Messi tienen la sartén por el mango. La junta directiva corrió para mejorar el contrato de Leo cuando éste deslizó que no era del todo feliz. La misma cúpula se posicionó del lado del jugador en su conflicto (pasado) con Luis Enrique. Los Messi, de hecho, serán los siguientes en llamar a la puerta del presidente para negociar el nuevo contrato. En el caso que el Barça acceda a cumplir todos los deseos de Neymar, los representantes del capitán de Argentina se verán obligados a pedir la complacencia de Leo en la misma medida. Y todo ello, sin dinero en las arcas ni para fichar en enero.