O viene o Messi se va: fichaje de sí o sí para el futuro presidente del Barça

Leo Messi y el nombre que ha puesto encima de la mesa como una condición imprescindible para renovar

Leo Messi
Leo Messi

Ojo porque, una vez las elecciones del Barça tiene fecha definitiva (serán el próximo 24 de enero), los movimientos de los diferentes precandidatos ya empiezan a efectuarse. En este sentido, no ha sido otro que Sport el que ha puesto encima de la mesa el nombre de Neymar, un jugador que, según el citado medio, estaría en la mente de ms de un precandidato.

Entre otras cosas porque, como apuntan en dicho medio, es el propio Neymar el que está deseando hacer las maletas y coger un vuelo de regreso a Barcelona y al Barça, un club del que, como apuntan desde su entorno, nunca debió marcharse.

Y es que, por mucho dinero que haya ganado en París, (ahora puedes hacerte con la camiseta oficial de entrenamiento del PSG de Neymar para niño en Amazon por tan sólo 17.99 euros) es evidente que Neymar pegó un fuerte bajón en cuanto a repercusión mediática y desapareciendo de los candidatos a los premios a los mejores jugadores.

Messi y el fichaje de Neymar

Algo que quiere remediar con su regreso al cuadro azulgrana. Un regreso por el cual está también suspirando Leo Messi. Y es que el argentino ha sido de los pocos pesos pesados que no se ha cansado de repetir que, si el Barça quiere volver a ser un club top, debe contar de nuevo con el brasileño en el ataque.

Es por eso que, sin tener aún muy claro cuál va a ser su futuro de cara al próximo año, el argentino ya está dejando caer que una de las condiciones imprescindibles para que continúe vinculado al Barça unos cuantos años más es precisamente que el nuevo presidente, sea quien sea, debe fichar a Neymar.

Neymar
Neymar

Un fichaje que no parece tarea sencilla. Primero porque el Barça no tiene precisamente una situación económica que le permita embarcarse en grandes retos y, segundo, por mucho que el club consiguiera llegar a un acuerdo con el PSG, Neymar querría seguir teniendo una ficha de crack, algo que, con la masa salarial culé estando como está, parece más que imposible.