“Ni se hablan”. Cristiano Ronaldo va a por un crack del Real Madrid

El portugués tiene una guerra abierta con un compañero de vestuario

Fotografía: “Ni se hablan”. Cristiano Ronaldo va a por un crack del Real Madrid
Fotografía: “Ni se hablan”. Cristiano Ronaldo va a por un crack del Real Madrid

Cristiano Ronaldo tiene el punto de mira fijada en un crack del Real Madrid. El portugués está harto de un compañero de vestuario y le está intentando hacer la vida imposible.

De hecho, es un sentimiento mutuo. Isco Alarcón es el otro protagonista de esta historia de desamor entre dos jugadores que nunca se han entendido, ni dentro ni fuera del campo.

La relación es tan distante que muchos de los miembros del vestuario aseguran que “ni se hablan”. Cada uno tiene su motivos, justos o no, pero lo cierto es que este desencuentro le está creando muchos problemas a Zidane.

Viene de lejos

Ya la temporada pasada empezaron a saltar chispas. En ese momento la figura de Isco no era la que es hoy en día en el Madrid, sino que el español luchaba cada partido por ganarse algún minuto con James Rodríguez.

Finalmente se ganaron títulos y la cosa acabó bien. Pero el problema seguía latente. En el club debían decidir quién seguía y quien se iba. En ese momento, Cristiano, que tenía mucho mejor feeling con el colombiano, se movió en la sombra para que el Madrid echara a Isco y se quedara con James.

Finalmente fue Rodríguez quien hizo las maletas. El problema estaba solucionado. O no. Isco aún no ha olvidado esa traición y, de hecho, aprovecha cualquier ocasión que puede para pegarle un palo al luso.

En el inicio de esta temporada, cuando CR7 estaba en plena sequía a de gol y de juego, el centrocampista fue uno de los líderes de la rebelión contra el portugués. Le pidió en más de una ocasión que sentase al delantero.

Que no juegue

Por su parte, Ronaldo es muy consciente que Isco no le traga y está intentando también desde hace semanas cargárselo. Mientras Gareth Bale estuvo lesionado, Alarcón fue titular y se erigió como la pieza más engrasada del equipo. Algo que Cristiano no soportaba.

Pero con el paso de los partidos el español perdió fuelle y con Bale ya recuperado, Ronaldo vio la ocasión perfecta de meter mano y enviar de nuevo al andaluz al banquillo.

Han sido varias las veces que el crack le ha pedido a su entrenador que no meta a Isco en el once argumentando que el Madrid juega mejor sin él. Por desgracia para el español, en muchas ocasiones ha sido el portugués quien se ha llevado el gato al agua.

Y no piensa parar. Cris sabe que ahora Isco está tocado y quiere acabar de rematarlo. Lo quiere lejos del Bernabéu y cuanto antes mejor. La guerra continúa.