«Ni Copa, ni Liga y como nos coja el Barça nos mete cinco»

El Real Madrid pincha en Málaga y se acerca un poco más al año en blanco

Fotografía: "Ni Copa, ni Liga y como nos coja el Barça nos mete cinco"
Fotografía: "Ni Copa, ni Liga y como nos coja el Barça nos mete cinco"

«Adiós a la Liga». «Colorín colorado». «El Málaga ahonda en la crisis del Real Madrid». Los titulares de la prensa deportiva hablan claro. El equipo de Zinedine Zidane se despide del segundo de los tres títulos a los que aspiraba en verano. Sin Copa y sin Liga, plantilla y cuerpo técnico lo apuestan todo a la Champions. Las dudas crecen. En La Rosaleda, la representación madridista lanzó las dudas sobre el devenir del equipo también en la competición continental.

«Ni Copa, ni Liga y como nos coja el Barça nos mete cinco» fue una de las frases escuchadas en el palco de La Rosaleda después del empate. No solo por el resultado, sino y sobre todo por la imagen apática de los jugadores. La idea de terminar otro año en blanco gana enteros. Y, lo que es peor, el eterno rival aspira todavía al triplete. Es más, empieza a correr el temor sobre que el clásico del Camp Nou sea la segunda parte del vivido en el Bernabéu (0-4). Más aún, que el equipo de Luis Enrique haga un roto al Real en la Champions, sobre todo si es en eliminatoria a doble partido. En una final todo es posible.

Zidane, a estas alturas, solo tiene una consigna: no dejarse ir en la Liga y competir, al menos, ante Atlético y Barça. La Champions parece, cada vez más, una utopía. El equipo centrará todos los esfuerzos en la Orejona. El objetivo no es otro que alcanzar, por lo menos, las semifinales. El año en blanco sabrá menos mal si se compite hasta el final.