Negó al Barça de Messi y ahora pide a Florentino Pérez ir al Real Madrid. Loco por ser galáctico

Florentino Pérez y el crack que rechazó al Barça y ahora está dispuesto a todo para llegar al Real Madrid

Florentino Pérez
Florentino Pérez

Por mucho que el Barça no sea ahora uno de los equipos que, a nivel de juego y títulos, pueda ser considerado como uno de los mejores de Europa, los azulgrana siguen siendo una institución histórica.

Un equipo en el que muchos jugadores querrían jugar y que, de la mano de Ronald Koeman y con la reciente llegada de nuevo a la presidencia de Joan Laporta, tiene números de volver a ser un firma candidato a todo en los próximos años.

Un Barça al que hace un tiempo dijo ‘no’ Donny Van de Beek. El centrocampista holandés era, junto a Frenkie de Jong y Matthijs de Ligt, uno de los responsables de hacer del Ajax uno de los equipos más aplaudidos del viejo continente.

De Jong sí que aceptó la oferta del Barça, mientras De Ligt prefirió decantarse por el multimillonario cheque que le pusieron encima de la mesa desde la Juventus en Turín. Van de Beek optó por quedarse una temporada más en Ámsterdam y fue el verano pasado cuando salió. 

Van de Beek quiere ser un nuevo galáctico

Tenía una oferta del Barça encima de la mesa, pero optó por finalmente aceptar la propuesta de un Manchester United que lo fichó a última hora y sin el ‘ok’ de su técnico, Solskjaer.

Eso es lo que ha provocado que la temporada del centrocampista en Old Trafford sea una pesadilla. Tan sólo dos titularidades desde que viste la camiseta de los diablos rojos.

Donny Van de Beek
Donny Van de Beek

Cuentan desde Inglaterra que Van de Beek ha tomado ya la decisión de marcharse del United. Eso sí, no para ir al Barça, sino para recalar en un Real Madrid que busca centrocampistas para reforzar un centro del campo del que es muy probable que se marche Isco Alarcón.

Por mucho que Casemiro, Kroos y Modric sigan dando la talla, Florentino busca nuevos galácticos para su zona media. Van de Beek lo sabe y ya le ha hecho saber al presidente blanco a través de su representante que, como Dybala, está dispuesto a bajarse el sueldo para acabar en el Santiago Bernabéu. Falta saber ahora hasta qué punto el United, que pagó 40 millones por él el verano pasado, verá con buenos ojos su salida.