Muy feo. Y va de Marco Asensio. Filtración desde dentro del Real Madrid

El centrocampista balear del Real Madrid Marco Asensio fue de lo poco positivo de los de Zidane contra el Borussia Monchengladbach

Marco Asensio
Marco Asensio

El Real Madrid volvió a firmar un partido para olvidar este martes, en la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions League. Los de Zinedine Zidane firmaron un empate in extremis. Perdían por 2-0 en el minuto 87. Y si no llega a ser por Casemiro, clave en el primer gol y autor del segundo, los blancos habrían sumado la segunda derrota en dos partidos de Champions y la tercera en los últimos cuatro partidos.

Pero no todo fueron malas noticias. Marco Asensio fue una de las notas positivas de la jornada. El centrocampista balear salió desde el inicio y fue uno de los pocos jugadores que se salvó de la quema.

Marco Asensio
Marco Asensio

Marco Asensio, de lo poco positivo en el empate del Real Madrid

Marco protagonizó las pocas jugadas de ataque en las que el Madrid generó peligro. Estuvo a punto de anotar en tres ocasiones. Incluso mandó un balón al larguero. Y registró 84 minutos, lo que tardó Zidane en cambiarlo, muy satisfactorios.

No obstante, este protagonismo adquirido en el choque de este martes no es por gusto de Zidane. Porque Asensio es un actor secundario para el técnico. No es un secreto que el balear no es un jugador importante para Zidane. Y los minutos que le otorga son a la espera de que llegue una buena oferta en el mercado invernal.

Sin confianza en Marco Asensio

Porque el técnico no confía en el mallorquín. Por mucho que anoche fuera uno de los jugadores destacados, está muy lejos de lo que fue antes de lesionarse en la rodilla en la pretemporada de 2019. Y el míster, como algunos de los responsables del club, no confían en que recupere su mejor versión.

Podrá tener noches de lucidez como en Monchengladbach, pero no será ese jugador decisivo capaz de anotar un doblete en el Camp Nou sin inmutarse. Aquel futbolista que apuntaba a ser el sucesor de Cristiano Ronaldo tanto en el campo como en las galas del Balón de Oro.

A muchos su caso les recuerda al de Jesé Rodríguez, un jugador que apuntaba muy alto pero que se perdió tras sufrir una lesión grave en la rodilla.