Mourinho se lleva un descarte de Zidane al Tottenham

El entrenador portugués del Tottenham, Jose Mourinho, va a por uno de los descartes de Zinedine Zidane en el Real Madrid

Jose Mourinho
Jose Mourinho

Jose Mourinho sigue teniendo muy buenos contactos en el Real Madrid. Es por eso que, sabiendo que Luka Jovic es uno de los descartes de Zinedine Zidane para esta temporada, el técnico del Tottenham le ha hecho saber a Florentino Pérez que quiere al delantero serbio en su equipo.

Es de sobras conocido que Zidane no tiene ninguna intención de darle minutos importantes a Jovic, un delantero que ya desde el primer minuto que estuvo a las órdenes de Zidane supo que lo tendría complicado.

Ver esta publicación en Instagram

💪🏼💪🏼💪🏼

Una publicación compartida de Luka Jovic (@lukajovic) el

Ojo, no tan sólo porque para Zidane la posición de ‘9’ vaya a ser siempre para su compatriota Karim Benzema, sino porque el juego y los movimientos del serbio no acaba de convencer al entrenador.

Mourinho va a por Jovic

Mourinho lo sabe y, consciente de que el Madrid está este verano enfocado en sacar dinero en sus ventas, ya le ha hecho llegar su interés a Florentino. El valor de mercado de Luka es, según apuntan desde la web especializada Transfermarket, de 32 millones de euros, muy lejos de los 60 que pagó el verano pasado Florentino por él al Eintrach de Frankfurt.

Su bajo rendimiento en las filas blancas ha provocado que su valor sea ahora la mitad que el de hace un año, de ahí que Mourinho, que sabe que Jovic sí que tendría cabida en Londres, vaya a por él.

Jose Mourinho
Jose Mourinho

Falta saber ahora hasta qué punto estará el club dispuesto a deshacerse de un jugador por el que pagó 60 millones hace apenas un año. Lo ideal para el Madrid sería una cesión, una opción que el Tottenham contempla siempre y cuando haya una opción de compra al finalizar la cesión.

El presidente, por mucho que sepa que Zidane no cuenta con Jovic y que el serbio no vale, ni de lejos, los 60 millones que pagó por él, no quiere tampoco hacer el ridículo y ver al serbio irse por una cantidad muy inferior. Mourinho sigue presionando y lo hará hasta el último día. Veremos si esta presión surge o no efecto.

Publicidad