Motín contra Koeman en el vestuario del Barça por Messi

Rebelión de los jugadores en el vestuario del Barça contra el técnico Ronald Koeman por Leo Messi

Ronald Koeman y su equipo técnico
Ronald Koeman y su equipo técnico

Por si no bajaran revueltas las aguas en el FC Barcelona, con la posible salida del club de Leo Messi, Josep Maria Bartomeu, Ramón Planas y compañía pretenden ahora rebajar el sueldo de algunos jugadores en un 30%. Una decisión que ha hecho estallar al vestuario y que ha provocado un motín de los pesos pesados contra Ronald Koeman y contra los responsables de la entidad.

Hace semanas que la tensión en el Camp Nou no deja de crecer. Los incendios se propagan en el vestuario y el asunto apunta a tener muy mal final. Y los señalados como responsables de este malestar son Bartomeu y su junta directiva.

Josep Maria Bartomeu
Josep Maria Bartomeu

Gestión nefasta de Bartomeu y compañía

De entrada, por la mala gestión del proyecto deportivo que ha llevado al equipo a caer de forma humillante en la Champions League durante los últimos cuatro años: Juventus de Turín (3-0), Roma (3-0 remontando un 4-1), Liverpool (4-0 remontando un 3-0) y Bayern de Múnich (8-2).

Una gestión en la que encontramos la salida de Neymar Jr, o la dilapidación de 420 millones de euros en fichajes decepcionantes como los de Ousmane Dembélé, Phillippe Coutinho o Antoine Griezmann.  Tres jugadores a los que el Barça fichó para cubrir el hueco que dejó Neymar y que en el Barça-Bayern de la Champions League estaban en el banquillo: Dembélé y Griezmann en el Barça y Coutinho en el Bayern. Y para colmo el brasileño fue el único que acabó jugando. Y no solo eso: anotó dos goles.

Koeman no convence

Unas derrotas de las últimas temporadas y unas gestiones deportiva y económica nefastas, a las que se suman los acontecimientos que han sucedido en los últimos días.

Primero con la contratación de Ronald Koeman, un técnico que no tiene el apoyo del vestuario ni de los pesos pesados. Porque Xavi y compañía querían a Xavi Hernández. Pero la mala relación de la directiva con el egarense ha frustrado su llegada hasta en dos ocasiones.

Suárez, Arturo Vidal y la salida de Leo Messi

Por otro lado, las formas con las que el club ha tratado a Luis Suárez. El nuevo técnico le trasladó al urugyuayo en una llamada telefónica que duró menos de un minuto que no contaba con él. Y lo mismo hizo con Arturo Vidal, al que Koeman también le dijo que se buscara equipo.

Luis Suárez
Luis Suárez

Y para culminar, la posible salida de Leo Messi del conjunto azulgrana. Un deseo que trasladó por burofax a los directivos, lo que demuestra en qué punto está la relación entre las partes. Una decisión que tiene mucho que ver con la forma en que Bartomeu y compañía han tratado a dos de sus grandes amigos del vestuario. Un trato que tampoco ven con buenos ojos el resto de jugadores del primer equipo, pues consideran que esta forma de hacer no es la adecuada, además de que opinan que ha sido el detonante para que Messi quiera salir en globo.

La guinda final: rebaja de sueldo

Todo ello, además, ha venido acompañado por la petición de la directiva culé de rebajar el sueldo en un 30% a algunos de los cracks. Una rebaja de sueldo que sería la segunda después de la que ya aceptaron cuando estalló la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, y que ha llevado a algunos pesos pesados a estallar con los responsables.

Josep Maria Bartomeu se dirige a la plantilla del Barça
Josep Maria Bartomeu se dirige a la plantilla del Barça

Sobre todo jugadores como Sergio Busquets o Jordi Alba. Los dos canteranos formaban parte de la lista de descartes para el curso que viene, pero Koeman los rescató de la quema y les comunicó que podían continuar. Sin embargo, ahora les reclaman que renuncien a parte de su sueldo, algo que, naturalmente, no ha gustado un pelo al lateral y al centrocampista.

Y mientras tanto, no llega ningún fichaje de primera línea para reforzar el equipo de cara al curso que viene. Porque si Pedri o Trincao son los que tienen que sacar al Barça del bache, la cosa no pinta nada bien.

Publicidad