Modric pide a Zidane un favor en privado

El centrocampista croata del Real Madrid Luka Modric le pide este favor en privado al técnico blanco Zinedine Zidane

Luka Modric
Luka Modric

Pese a que muchos daban por hecho que Luka Modric iba a ser uno de los jugadores que iba a salir este mismo verano del Real Madrid, la política de no fichajes de Florentino Pérez ha provocado que el croata se acabe quedando.

Y es que, pese a que le queda tan sólo un año de contrato y que el Madrid tenía en este verano la última oportunidad de sacar algún beneficio económico de su salida, Zidane ha preferido que se quede viendo que no llegan refuerzos en el centro del campo.

Ver esta publicación en Instagram

Esto acaba de empezar! / This is just the beginning! #HalaMadrid

Una publicación compartida de Luka Modric (@lukamodric10) el

Luka Modric y el favor a Zinedine Zidane

Un gesto que el centrocampista ha agradecido. Y es que, como dijo recientemente en una entrevista, su sueño sería retirase vestido de blanco: “Me queda una temporada y quiero dar todo para ganar algo. Sería fantástico terminar mi carrera en el Real Madrid, pero no es decisión mía, sino del club”.

No es ningún secreto que el croata, que tiene en sus vitrinas ni más ni menos que un Balón de Oro, es uno de los jugadores más respetados y con más jerarquía en Valdebebas. Se la ha ganado a pulso. Sin hacer mucho ruido y mostrándose muy discreto fuera de los terrenos de juego, Modric ha ido poco a poco consolidando su figura en un Madrid del cual ya forma parte de su historia.

Eso sí, a sus 35 años, el croata es muy consciente de que no está para muchos trotes. Si bien es cierto que su juego no es físico como del de Casemiro o Valverde y que su figura no está tan trabajada como la de Sergio Ramos, también veterano, cuentan desde dentro que Luka le ha pedido a Zidane que dosifique sus minutos.

Con un Madrid en el que prima ahora el juego rápido y vertical, con Casemiro, Kroos y Valverde en la media, y con un Odegaard que cuenta con el apoyo de Zidane, Modric va a ocupar este año un rol secundario. Algo que le va, cómo no, como anillo al dedo. Luka es el primero en ser consciente de que su cuerpo ya no le da para jugarlo todo como sí hacia hace años y Zidane, que sabe muy bien que el croata no le fallará cuando salga, así lo entienden también.

Publicidad