Mikel Oyarzabal es la última opción que se cuela en los planes de Joan Laporta para el Barça

Oyarzabal, protagonista de una gran temporada en la Real Sociedad, está en la lista de prioridades del Barça

Mikel Oyarzabal
Mikel Oyarzabal

En el Barça están decididos a reforzar la parcela ofensiva, a ser posible, en enero. No obstante, la realidad es que cuesta creer que vayan a ser capaces de incorporar a algún crack a mitad de temporada, primero de todo, por la situación económica. Y segundo, porque muy pocos clubes, por no decir ninguno, están dispuestos a dejar salir a sus estrellas antes de que termine la campaña. Y Joan Laporta también prefiere esperar a verano, para tener más margen de maniobra.

Según informa la actual directiva, se prevé que habrá dinero para hacer más de una contratación en ese momento. Y lo cierto es que una de las posiciones que más necesitan mejorar es el ataque, pues se ha visto que apenas tienen gol. Para colmo, Anssumane Fati y Ousmane Dembélé quedan libres en junio, y aún no han renovado. A Memphis Depay, por su parte, solo le quedarían 12 meses de contrato. Y Luuk de Jong se irá tras su préstamo, igual que a un Martin Braithwaite al que tratan de encontrar comprador.

Joan Laporta
Joan Laporta

En otras palabras, necesitan traer varios atacantes, y uno de los que más gusta es Mikel Oyarzabal. El vasco no es ningún desconocido en el Camp Nou, y, de hecho, ya se plantearon su contratación allá por 2019, antes de cerrar a Antoine Griezmann. Desde entonces, no le han perdido de vista, y han estado muy atentos a la progresión de un futbolista que ya es un fijo en la selección española absoluta, y que es el líder de su escuadra, la Real Sociedad.

Su crecimiento ha sido brutal, y a día de hoy es uno de los mejores jugadores de toda La Liga Santander. Seis tantos y una asistencia suma en 10 encuentros esta campaña, contando todas las competiciones. Y, en ‘la Roja’, fue uno de los más destacados hace un par de días, en la victoria frente a Italia, pues dio las dos asistencias a Ferrán Torres. Ya acumula una gran experiencia en la élite, y lo mejor de todo es que solamente tiene 24 años.

Lógico que otros grandes de Europa, como Real Madrid, Manchester City o Bayern de Múnich, también le tengan en la agenda.

Oyarzabal tiene una cláusula de rescisión de 80 millones

80 millones de euros. Eso es lo que costaría la libertad de un Oyarzabal que se siente como en casa en Anoeta, y que está muy contento con el proyecto que hay actualmente. Pero no niega que siempre es difícil rechazar propuestas en las que su sueldo se vería multiplicado.

Además, le pica la curiosidad por disputar la Champions League, algo que aún no ha podido hacer. En el Barça tienen esperanza de poder convencer al de Eibar.

Laporta hará todo lo posible.