“Messi me ha matado en el Barça”. Llama a Florentino Pérez (y quiere ir al Real Madrid)

Un crack mundial no quiere saber nada del argentino y contacta con el club blanco

Fotografía: “Messi me ha matado en el Barça”. Llama a Florentino Pérez (y quiere ir al Real Madrid)
Fotografía: “Messi me ha matado en el Barça”. Llama a Florentino Pérez (y quiere ir al Real Madrid)

Un crack de la Serie A se siente traicionado por Leo Messi. Y se lo ha dejado muy claro a su círculo más cercano: “Messi me ha matado en el Barça”. ¿Quién es? Ni más ni menos que Mauro Icardi.

El delantero del Inter de Milán siempre se ha declarado muy fan de su compatriota y, si fuese por él, estaría encantado de poder jugar con Messi en el Camp Nou. El problema es que el ‘10’ culé no quiere saber nada de él. De hecho, ya vetó su llegada en 2016, algo que Icardi no olvida.

Y no es que tenga un problema personal con él. No. Es una cuestión de encaje. Mauro es un ‘9’ puro y Leo tiene muy claro que el delantero centro del Barça es, y debe seguir siendo durante mucho tiempo, Luis Suárez.

La llamada a Florentino Pérez

De ahí que, viendo que el astro culé le ‘ha fallado’, no quiera saber nada ni de su compatriota ni del club azulgrana. Quiere ir a club que esté dispuesto a abrirle las puertas de par en par y a recibirlo como la estrella que es.

Y ese club tiene un nombre: Real Madrid. De hecho, no es ningún secreto que Florentino Pérez hace meses que lo quiere en su plantilla. Es más, si no llega a ser por Zinedine Zidane, Icardi ya sería merengue.

El pasado mercado de invierno, viendo que la BBC no acaba de arrancar, el mandatario blanco se puso en contacto con la directiva del club italiano y pactaron el fichaje de Icardi. Pero antes de cerrar la operación, Florentino lo consultó con su míster, ya la respuesta de Zizou no pudo ser más clara: “no lo quiero”.

Pero ahora, unos meses después y con un Karim Benzema más que sentenciado, Icardi ha cogido el teléfono y ha vuelto a llamar a Pérez. Quiere cerrar su fichaje cuanto antes y le ha dicho que el Bernabéu sigue siendo su prioridad absoluta.

Los pesos pesados no lo quieren

El problema, tal y como viene informando Diario Gol desde hace un tiempo, es que los pesos pesados del vestuario del Real han vetado su llegada. En especial Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo, que son conocedores del fuerte y conflictivo carácter de Mauro.

Y es que, tal y como avisan desde Italia, Icardi no es un tipo fácil. Son muchos los que aseguran que su personalidad chocaría de frente con la de un Cristiano que lo último que quiere es ver como Florentino le mete a otro gallo en su gallinero.

En cualquier caso, por mucho que el capitán y la máxima estrella no lo quieran, Icardi sigue a lo suyo. Quiere triunfar en el Bernabéu y, de paso, ‘vengarse’ de Leo Messi.