Messi lo quiere fuera. O se lo cargan, o se larga del Barça. Bartomeu no cuenta esto

El capitán culé da un golpe en la mesa

Fotografía: Messi lo quiere fuera. O se lo cargan, o se larga del Barça. Bartomeu no cuenta esto » Diario Gol
Fotografía: Messi lo quiere fuera. O se lo cargan, o se larga del Barça. Bartomeu no cuenta esto » Diario Gol

“Me parece es que el técnico entendió mal lo que dije o le explicaron mal lo que quería decir. Yo lo que dije es que jugando como veníamos jugando los últimos partidos antes del parón parecía claro que no nos alcanzaba para ganar la Champions”, dijo Leo Messi esta semana sobre el técnico del FC Barcelona Quique Setién, en una entrevista concedida a un diario deportivo catalán.

Unas palabras que en el club algunos se han tomado como un aviso. Y no es para menos. El futuro del argentino en el Barça no está del todo claro. Y es que el estado anímico del delantero para con los responsables son un asunto de estado en el club culé.

El futuro de Messi, en el aire

El astro argentino tiene contrato con el conjunto azulgrana hasta junio de 2021. Y Josep Maria Bartomeu, Eric Abidal y compañía andan desde hace meses detrás de su renovación. De la foto con el ‘10’ de Rosario estampando su rúbrica en una ampliación de contrato.

Messi y Bartomeu | FCB

Pero el futbolista está muy mosqueado con el presidente, el secretario técnico y los mandatarios. Y con la directiva actual no hay nada a día de hoy que garantice que el capitán no ejecutará la cláusula que le permite salir gratis a final de cada temporada. Porque a lo largo del curso se han producido bastantes encontronazos entre la cúpula y el vestuario.

Messi estalla

Porque Messi lleva tiempo muy decepcionado con la nefasta e incompetente gestión deportiva y económica del club. Y es que no considera que en los despachos se haya hecho el trabajo necesario para construir proyectos ganadores a su alrededor.

Asimismo, los roces con Eric Abidal y la directiva han sido constantes esta temporada. Empezando por cuando el galo justificó que la destitución de Ernesto Valverde había sido a causa de que algunos jugadores no entrenaban bien con el extremeño.

Discrepancias

Unas palabras tras la que Leo reaccionó mediante un mensaje en Instagram en el que le pedía que diera nombres y que derivaron en una de las primeras grandes crisis visibles entre los responsables y los jugadores. Cuentan en Barcelona que incluso en el entrenamiento posterior Leo se fue a por Abidal para dejar las cosas claras y que tuvieron que pararle los pies

A ello se sumó la presunta contratación por parte de alguien de la junta de Bartomeu, de una empresa que se dedicó a generar una corriente de opinión negativa contra algunos cracks y ex miembros de la entidad culé, y otra positiva sobre los dirigentes. 

Bartomeu lo negó todo. Incluso bajó al vestuario, dossier en mano, para exculparse. Pero no convenció a nadie. Y menos a los cracks. “Me parece raro”, decía un Messi incrédulo para un diario deportivo afín al Barça. Quedó claro que el delantero no creyó ni una palabra de lo que decían los informes del presidente.

Los cracks se sienten señalados

Y como colofón final, el sentimiento de estar bajo la lupa que hicieron saber los jugadores del primer equipo cuando estalló la crisis del coronavirus. En busca de la mejor solución para todos, los futbolistas retrasaron la decisión de la plantilla de bajarse el sueldo. Y sintieron que nadie en la planta noble les defendía mientras acordaban los pasos a seguir. Así lo hicieron saber públicamente mediante un mensaje publicado por todos los futbolistas en las redes sociales.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi) el

Resumiendo: la relación entre la directiva y Messi está muy deteriorada. Y ojo, porque el club atraviesa serios problemas económicos debido a la crisis del COVID-19, lo que hace más difícil que desde el Barça le puedan ofrecer un contrato a la altura.

Aún así, no hay duda de que Messi renovará sus votos con el Barcelona. El sudamericano siempre ha reconocido que por su cabeza solo pasa concluir su carrera en el Camp Nou. Y que solo cambiaría el Barça en sus últimos años por jugar en Newell’s.

Messi no los quiere en el Barça

Pero Leo también tiene claro que si la junta continuista de Bartomeu sale elegida el próximo verano, su parecer cambiará drásticamente. Porque Messi está esperando con ansias unas elecciones que manden bien lejos al presidente y a su grupo directivo. Considera que la continuidad de Abidal y compañía será la ruina el Barça y de cualquier proyecto.

Ya son cuatro los que acumula Bartomeu: Andoni Zubizarreta, Robert Fernández, Pep Segura y Abidal, y excepto el de Zubi, al que para colmo se cargaron antes de que el equipo que creó ganara el triplete, el resto ha sido un fracaso total.

Y es que si algo tiene claro Messi es que es necesario un cambio de rumbo y de directiva. Y tiene claro qué a quién quiere que sea el próximo que se siente en el palco del Camp Nou.

Messi y lo cracks eligen relevo para Bartomeu

Leo y los cracks sueñan con el posible regreso de Joan Laporta. “De momento no veo nadie que me guste, y si no me gusta nadie me presentaré yo”, decía el ex presidente hace unas semanas. Una posibilidad que se ha reforzado en las últimas horas, tras unas declaraciones del ex presidente a Gol TV.

Laporta aseguró que tiene “un proyecto de futuro” y reconoció que mantiene reuniones periódicas con «un grupo de personas de su confianza y profesionales con experiencia». «Me ilusiona mucho gestionar este periodo, me veo con ellos ganando Champions y Liga«, añadió Laporta.

Laporta se postula

Y no solo eso. También habló de la renovación de Messi y de las preferencias del de Rosario. “Conmigo Messi no tendrá problemas para renovar”. “Si yo fuera jugador del Barça, tampoco estaría muy contento», añadió, mientras auguraba que «a Neymar lo recuperaría seguro», aseguró, acusando de su marcha a Bartomeu y compañía: “No fueron claros con él”.

Además, con Laporta llegaría Xavi Hernández al banquillo con casi toda seguridad. “Claro que sería posible. Sería como la solución natural, llegará el momento en el que lo considere. Él tiene que decidir el momento», afirmó. Una idea que gusta y mucho al seis veces Balón de Oro y al núcleo duro del vestuario. Y en este sentido, Messi lo tiene más que claro. No ve un técnico mejor que el de Terrassa. Bartomeu y los suyos están sentenciados.

Publicidad