Messi le pone la cruz: el jugador del Barça del que ha dejado de ser amigo

El delantero argentino y capitán del Barça Leo Messi le pone la cruz a uno de los jugadores con mayor proyección en el Camp Nou

Leo-Messi
Leo-Messi

Como bien saben en el Barça, Leo Messi es un tipo que siempre se ha mostrado muy discreto en el vestuario. No es un tipo extrovertido precisamente y prefiere las distancias cortas. Es por eso que, habitualmente, siempre suele centrarse en sus amistades más cercanas.

Eso sí, cuando le pone la cruz a alguien, no es de los que olvida fácilmente. Y ahora se la ha puesto a uno de los jugadores que cuentan con más apoyos dentro del club: Ansu Fati.

Messi no tiene ningún problema personal con el joven delantero, con quien tiene una relación cordial pero ya no de amistad, pero no olvida que Ansu, que estuvo mucho tiempo asesorado por su hermano Rodrigo Messi y que este apoyo le sirvió para llegar al primer equipo, haya dado la espalda a los Messi y haya optado al ver que su nombre empezaba a sonar con fuerza por irse con Jorge Mendes, uno de los representantes más prestigiosos del panorama europeo.

Messi y el futuro de Ansu Fati

En el entorno de Ansu consideraron que, por mucho que Rodrigo le hubiese ayudado en sus inicios, era mucho más conveniente para su futuro formar parte de la cartera de clientes de Mendes, un representante que domina las negociaciones como poco y que puede abrirle muchas más puertas que Rodrigo.

Algo que a Leo no le ha sentado nada bien. Messi antepone la familia a todo y ver cómo Fati ha dejado tirado a su hermano en el momento en el que ha empezado a ser un jugador importante no le ha gustado nada.

Es por eso que, cuentan, el ‘10’ va a hacer todo lo que esté en su mano para que incluso jugadores como Dembélé o Griezmann, a los que no tiene precisamente mucho aprecio, pasen por delante de él en el Barça.

El problema para Leo es que en el club han decidido apostar de forma evidente por un Fati que, de hecho, no hace más que acumular récords desde que debutó. Veremos si, con el paso del tiempo, Messi va aflojando su postura respecto al joven delantero que, de hecho, está llamado a ser importante en el nuevo proyecto de Koeman.

Publicidad