Messi cuenta una oferta de 100 millones para llevarse a un crack del Barça

El argentino se va de la lengua y desvela el interés de media Europa por un compañero de vestuario

Fotografía: Messi cuenta una oferta de 100 millones para llevarse a un crack del Barça
Fotografía: Messi cuenta una oferta de 100 millones para llevarse a un crack del Barça

​Leo Messi sabe que tiene un compañero en el vestuario que está de moda. Un crack que esta temporada se ha erigido como una de las piezas fundamentales del conjunto dirigido por Ernesto Valverde.

De hecho, al argentino le ha llegado que hay varios equipos en Europa que están dispuesto a dejarse una millonada por él. Nada más y nada menos que 100 son los millones que tienen preparados para llevárselo.

No es otro que Marc-André ter Stegen. El guardameta alemán está cuajando, de largo, la mejor temporada desde que llegó al FC Barcelona en el año 2014. De hecho, sus impresionantes actuaciones ya lo sitúan, según muchos, como unos de los tres mejores porteros del momento.

Por fin

Y no se lo han puesto fácil. En las dos primeras temporadas, el alemán tuvo que conformarse con ser el segundo portero, siempre a la sombra de un Claudio Bravo que se llevaba todos los elogios de los aficionados.

Pero llegó un momento en el que desde el club tuvieron que elegir entre Ter Stegen o el chileno. El germano ya le había dicho al club que, o era titular o se iba. Allí el Barça se la jugó, y recibió buenas críticas por ello, y apostó por Marc André.

No le podría haber salido mejor. Hoy en día no se entendería un Barça sin Ter Stegen. Sus paradas dan tantos puntos como los goles de Messi o Suárez. No hay partido en el que el alemán no deje su huella.

No se va

De ahí que muchos equipos estén llamando a los despachos del Camp Nou preguntando por él. Pero la respuesta es siempre la misma: no gracias. El club no tiene ninguna intención de venderlo. Es un portero 100% Barça y no lo van a dejar escapar.

Por otro lado, el mismo Marc André le ha comunicado al club que ni escuche las ofertas. Es feliz en Barcelona y quiere quedarse muchos años. Le ha costado mucho llegar a ser lo que es a día de hoy y no va a tirar por tierra todo ese trabajo.

Así que, o bien cambian muchos las cosas, o Messi se puede quedar tranquilo: su portero no se va.