Messi cuenta la verdad más bestia de Neymar (y Coutinho lo confirma)

La estrella del Barça conoce los entresijos del acuerdo del brasileño con el PSG y su cláusula de escape

Fotografía: Messi cuenta la verdad más bestia de Neymar (y Coutinho lo confirma)
Fotografía: Messi cuenta la verdad más bestia de Neymar (y Coutinho lo confirma)

Neymar dejó tirado al FC Barcelona. Contra pronóstico, y tras varios años de habladurías que se decían infundadas y no lo eran, el astro brasileño se fue con los petrodólares del PSG.

Su traición, como el desamor, hizo daño en un primer momento. Con el tiempo, fue mejor el remedio que la enfermedad. El Barça se sobrepuso con el doctor Ernesto Valverde.

El Txingurri hizo olvidar a Neymar con un Barça menos vistoso y más defensivo. Ordenados, los azulgrana vivieron de las paradas de Ter Stegen, los despejes de Umtiti, las cabalgadas de Jordi Alba, la magia de Iniesta, los goles de Paulinho y las genialidades del mejor jugador del mundo, Leo Messi.

Precisamente el astro argentino era de los que más hablaba con Neymar. Dentro y fuera del vestuario. Y sabe toda la verdad sobre su fichaje por el PSG, como el recién llegado Philippe Coutinho, amigo de su compatriota desde la infancia.

Neymar ansiaba un rol protagonista. Sabía que en el Barça siempre estaría a la sombra de Messi, porque es mejor que él. Y también se dio cuenta que pagar ese precio de ser actor secundario tampoco garantizaba ganar siempre todos los títulos.

El Madrid, con una plantilla muy competitiva pero peores cracks, conquistó la Champions tres veces en cuatro años por una del Barça. Eso hizo recapacitar al carioca.

La insistencia del PSG, con ofertas económicas para que le saliese el dinero por las orejas, hizo ver la luz al padre de Neymar: un puente en el camino.

Las cuatro condiciones de Neymar al PSG

El crack se mudaría a París siempre y cuando se respetasen todas sus condiciones: 1) Pagar la cláusula de rescisión de 222 millones de euros. 2) Ser el segundo jugador mejor pagado del mundo. 3) Lucir el dorsal 10 y convertirse en el líder del vestuario. 4) Poder salir sin impedimentos.

Este último punto es el que contempla la famosa cláusula liberatoria por la cual el club al que Neymar se quiera ir pagará una suma aproximada a la cantidad que el PSG abonó al Barça: se habla de una cifra entre los mismos 222 millones de euros y 250 millones.

Y aunque no lo dice en el contrato, ese club es el Real Madrid. Pero podría ser otro si cambian las circunstancias en algún momento, cosa que no parece probable.

El acuerdo que contempla esa cláusula de escape también tiene un límite: no habrá ningún impedimento siempre y cuando se haya conquistado la Champions, aguantando un mínimo de dos años en el equipo si no se gana el primer año (es decir, este año).

La verdad que muchos conocen en el vestuario del Barça es que Neymar, y sobre todo su padre, habría fichado directamente por el Real Madrid. Pero no se atrevía a convertirse en el nuevo Figo. Aunque lo será igual, tarde o temprano.