Mascherano mete a Messi en un lío muy gordo en el Barça

La presión del 'Jefecito' para dejar el club catalán está a punto de estallar

Fotografía: Mascherano mete a Messi en un lío muy gordo en el Barça
Fotografía: Mascherano mete a Messi en un lío muy gordo en el Barça

Hay una bomba a punto de estallar en el vestuario del FC Barcelona. Lleva por nombre Javier Mascherano.

La última confesión del central azulgrana pone los pelos de punta: «Soy un convencido de que las etapas hay que cerrarlas en la vida y la del Barcelona está cerca de cerrarse. Creo saber cuándo, pero no la voy a decir«.

El futbolista argentino, fichado por Pep Guardiola en 2010, no lleva bien el rol de suplente que le toca vivir desde que el Barça fichó a Samuel Umtiti. Pero lo cierto es que el francés está intratable.

Sin embargo, la mala suerte se ha cebado con el defensa galo. Lesionado el pasado sábado contra el Celta, estará ocho semanas de baja (12 partidos sin jugar).

Mascherano, que también lleva algunas semanas lesionado, ya está a punto para reaparecer. Pero los rumores sobre su marcha se han multiplicado.

El Barça necesita más que nunca al Jefecito puesto que la única alternativa para formar junto a Piqué es Thomas Vermaelen. Una solución que no convence por lo propenso que es el central belga a las lesiones.

Ernesto Valverde quiere seguir contando con Mascherano, que venía participando con normalidad en las rotaciones de la defensa desde que arrancó el curso. Pero el ex capitán de la albiceleste tiene una cosa muy clara: quiere jugar.

Messi pide a Masche que se quede hasta verano

Una vez en el Barça le transmiten que ya no va a ser tan importante, en su cabeza no hay otra cosa que buscar nuevo equipo. Y ello le ha generado un problema con Messi.

El delantero argentino está entre la espada y la pared. Lleva años defendiendo la continuidad de Mascherano en el club. Evitando su marcha.

Hasta el punto que Messi fue clave para que el Barça le renovase el contrato hasta 2019 con un suculento aumento salarial: su salario ronda los 10 millones de euros brutos.

Es por ello que el crack de Rosario, después de tanto batallar por su amigo, no quiere verle hacer las maletas. Y menos en enero, con la situación que se ha generado.

El Barça y Messi necesitan a Mascherano porque las cosas van muy bien a nivel de resultados y sin él ni Umtiti podrían torcerse. La solvencia defensiva del equipo es clave esta temporada.

Pero desde el entorno del Jefecito dicen que las cosas están muy claras. Su salida está decidida y el único enigma es si se cerrará en invierno o lo alargará al próximo verano. Esta última opción es la que pretende el Barça. Y Messi la apoya.