Mbappé no se mueve del PSG

Desde el Paris Saint-Germain aseguran que el delantero francés Kylian Mbappé no saldrá del club francés bajo ningún concepto

Kylian Mbappé
Kylian Mbappé

Kylian Mbappé no brilló este miércoles en la vuelta de los octavos de final de la Champions League, tal y como sí lo había hecho en la ida, en la que marcó un hat trick. El galo fue el encargado de transformar el penalti cometido por Clement Lenglet, pero durante el resto de partido estuvo bien controlado por los defensas del conjunto de Ronald Koeman. El técnico incluso cambio a Óscar Mingueza en el minuto 34, que ya tenía una tarjeta amarilla, con el objetivo de seguir teniendo atado en corto al crack francés.

No obstante, Mbappé sigue siendo uno de los objetivos prioritarios del Real Madrid para reforzar el equipo merengue. El jugador termina contrato en junio de 2022 y sigue sin renovar, y en la casa blanca buscan fórmulas para incorporarlo el próximo verano o el que viene. Aunque en ambos casos todo pasa por que Mbappé no amplíe su compromiso con el PSG.

Fotografía: Mbappé no se mueve del PSG
Mbappé pelea un balón con Junior Firpo

Mbappé sigue sin renovar con el PSG

Algo por lo que en el club francés están presionando con fuerza desde hace tiempo. Hasta cinco habrían sido las propuestas que le habría puesto el PSG para renovar. Pero de momento no hay ninguna que haya convencido al francés.

No obstante, en la capital francesa están tranquilos con la continuidad del delantero, del que consideran que no se moverá de París.

En el PSG corroboran la continuidad de Mbappé

Así lo aseguró Nasser Al-Khelaifi al término del partido entre el PSG y el Barça. El dirigente catarí habló para RMC Sport y aseguró que Mbappé permanecería en el Parque de los Príncipes. Y no solo él, también Neymar. “Neymar y Mbappé son parisinos y seguirán siendo parisinos”, aseguró el jeque.

Ahora está por ver si finalmente estampa su firma o no. De no hacerlo, el Madrid intentaría ficharlo el próximo verano, si la economía lo permite, o el próximo curso a coste cero, que es precisamente lo que en el club galo quieren evitar a toda costa.