Luis Suárez ‘ficha’ a su cuñada

El delantero del Barça es familiar hasta en los negocios

Fotografía: Luis Suárez 'ficha' a su cuñada
Fotografía: Luis Suárez 'ficha' a su cuñada

El delantero blaugrana Luis Suárez tiene fama de ser un hombre muy familiar, cuyos gustos pasan por tomar mate, charlar con los amigos y dedicarse en cuerpo y alma a su familia: su esposa y sus hijos. Su mujer, Sofía, fue su gran apoyo durante toda su carrera. Cuando ella tuvo que salir de su Uruguay natal siendo una adolescente (su familia emigró a España por culpa de la crisis y se estableció en Hospitalet, para trasladarse después a Castelldefels), siguieron manteniendo la relación. Tres años más tarde, el futbolista consiguió ser fichado por el Groningen para estar cerca de su amada. Pasó luego al Ajax, al Liverpool y, finalmente, recaló en casa. O sea, en el Barça.

La confianza en su familia es total. Tanto que el pasado 16 de diciembre la cuñada del killer, Mariana Balbi, fue nombrada apoderada solidaria de la compañía Luso XXI, que es la que detenta «los derechos de imagen, publicidad, negociación y celebración de contratos con fines patrimoniales y transmisión de los mismos». Ésta es la sociedad a través de la que el uruguayo canaliza los ingresos por publicidad que no entran en la nómina del Barça. O sea, de la que cobra la parte del león de sus emolumentos.

Compró una sociedad dormida

Suárez se hizo con la compañía en agosto de 2014, recién llegado a España tras haber costado al Barça la friolera de 81 millones de euros. Como el tiempo apremiaba, compró una sociedad dormida para reactivarla. Luso XXI, que entonces se llamaba Crantoace XXI, era propiedad de un despacho dedicado a crear compañías para luego venderlas y ahorrarle al comprador los farragosos trámites burocráticos de la constitución de la sociedad. Además, con una empresa constituida, el comprador puede comenzar automáticamente a operar.

La sociedad, que estaba administrada por otra intermediaria del mismo despacho, trasladó entonces su sede al domicilio de la familia del futbolista, ubicado en la localidad de Castelldfels. Más tarde, Suárez y su esposa se establecieron en la zona de Gavà Mar de alquiler para, posteriormente, volver a Castelldefels, donde compró una propiedad frente a la mansión de Leo Messi.