Luis Suárez a Messi: “Me doblan el sueldo” (y la oferta es una traición al Barça)

El uruguayo ha recibido una oferta que le ha cambiado la cara a su amigo Leo

Fotografía: Luis Suárez a Messi: “Me doblan el sueldo” (y la oferta es una traición al Barça) » Diario Gol
Fotografía: Luis Suárez a Messi: “Me doblan el sueldo” (y la oferta es una traición al Barça) » Diario Gol

Si hay un jugador que Leo Messi no quiere perder de vista ni de broma es Luis Suárez. Por eso, cuando el uruguayo le ha contado que tiene una oferta brutal y que “me doblan el sueldo”, el argentino se ha quedado con la boca abierta.

Y es que no es otro que el Chelsea el equipo que va detrás del delantero centro. Eso sí, primero debe haber un cambio en el banquillo blue. Y parece ser que será más pronto que tarde.

Luis Enrique al acecho

Los ánimos están caldeados en Stanford Bridge. Tras un muy buen inicio de temporada, los de Antonio Conte han pegado un bajón brutal en los últimos meses y ya hay quien pide la cabeza del técnico italiano.

Es más, el nombre de Luis Enrique está sonando con mucha fuerza para sustituirle y ponerse manos a la obra. De hecho, tal convulsa está la situación en Londres que ya hay quien dice que el  ex técnico del Barça se hará cargo del conjunto británico en pocos días. ¿Será el asturiano el rival a batir en los próximos cuartos de final de la Champions League? Veremos.

Lo que sí sabemos es que el que fuera técnico culé hasta este pasado verano le ha pedido el fichaje de Luis Suárez a Roman Abramovich. El entrenador español conoce de sobras como juega y lo que puede dar en un terreno de juego el uruguayo y quiere llevárselo a la Premier.

Tantas ganas tiene de ver de nuevo al ‘gordo’ en sus entrenamientos que tiene preparada una oferta, en el caso de que finalmente se haga cargo del equipo, que le doblaría el sueldo a Suárez.

Oídos sordos

Eso sí, si algo tiene muy claro Luís es que, por mucho que le tienten con una millonada, él no piensa moverse. Estás más que feliz en el Barça y en Barcelona, una ciudad que ama y un club que siempre ha estado a su lado. De hecho, lo fichó en su peor momento, justo después del famoso mordisco.

Así que, de momento, Messi puede respirar tranquilo. Los asados en casa del argentino con el uruguayo y su familia como invitados seguirán durante muchos años. Al menos no será Suárez quien fuerce su marcha. Todo lo contrario. De aquí no lo mueve nadie.

Publicidad